jueves, 19 de septiembre de 2019

LA BRUJA RECIBE AL CURA.. ENTRE MUERTOS Y VIVOS... HABLANDO DEL AMOR


Hace como dos años que estamos invitados por Alicia Torres a participar de su programa "La Rayuela". Dos veces busqué la radio y no la pude encontrar... Pero todo lo bueno tiene su tiempo. Esta semana fue nuestro segundo encuentro.
En el primer encuentro fue como una entrevista de presentación, centrada en nuestra caminata con los pueblos indígenas en Bolivia. El pasaje de la esclavitud a la libertad... También compartimos nuestro camino vocacional como cristiano y sacerdote, desde un llamado de un Jesús encarnado en los más pobres.

Algo de la sabiduría indígena es el relato de NUESTRA VIDA INTERIOR, lugar desde donde tomamos nuestras pequeñas y grandes decisiones en la vida:
Cuenta la leyenda, que un abuelo indio, ya despidiéndose de esta vida, en camino a la Tierra Sin Mal, con mucha paz... quería dejar de herencia a su nieto muy querido, el tesoro del saber aprendido. 

Entonces, luego de un silencio, mirando el abuelo a su nieto a los ojos, le dijo con voz pausada y suave:
- "Ten presente
 que dentro tuyo 
hay un lobo y un ángel,
 en continua lucha 
para determinar
tus decisiones
en la vida."

El pequeño niño se alegró por lo del ángel y tembló al imaginarse un lobo feroz en su interior. Entonce con voz entrecortada, tomando la mano de su abuelo le preguntó:
- Y en mi quién ganará? 
¿El ángel o el lobo?

El abuelo sonreía transmitiendo mucha paz, como si hubiese esperado esa pregunta , tomando al niño en sus brazos le dijo a su oído:
- "El que tú alimentes..."
Este miércoles estuvimos con Alicia y Omar, fue un lindo encuentro con la Bruja y este cura ja ja ja. Y entre los temas estuvo "la muerte y el dolor" "la injusticia y la tortura"... y "demonios y el Amor"

ENTRE MUERTOS Y VIVOS
En el jardín habían dos árboles, que durante el invierno perdieron sus hojas y ambos tenían una apariencia de estar secos. El dueño mandó cortar el que había muerto y abonar el que estaba vivo.

 El jardinero en duda de cual era uno y cuál era el otro, espero la primavera. 

En estos días de primavera, uno de ellos brotó, y a este el jardinero lo abono para que siguiera dando flores con sus hermosos colores, que derraman perfume para quien pasan por el jardín y frutos que alientan la vida...

Tito Spera sigue VIVO desde el jardín de la eternidad, al árbol se lo conoce por sus frutos. En su misa pedida, donde vivimos movimientos internos los presentes. Donde todos alimentamos nuestro angel... Ese día misteriosamente concretamos el encuentro entre la "La Bruja y el cura" ja ja ja. 

Van dos miércoles que nos encontramos con la audiencia de F.M. lo cual nos revela otro misterio de la participación de Tito en todo esto. 

"Casualmente", los miércoles a esa hora, semanalmente Tito hacía una visita a este programa... Ahora nos han invitado para compartir este espacio semanal y con mucho gusto se van desarrollando los encuentros, los miércoles al mediodía.
 
Hablemos del Amor, fue la propuesta central de la entrevista de hoy. 
Teniendo presente nuestro modo de celebrar el encuentro, celebrar el amor, recordamos el brindis que en nuestra cultura venida de europa es costumbre... Las copas se unen en golpecito, a veces incluso con los brazos entrecruzados, y cada uno bebe de su propia copa...
En la cultura Guaraní el alimento central de la mesa es el Mote. Maíz tierno, cocido y desgranado. Los niños cuando son pequeños reciben este alimento de manos de su madre. Cuando llega una visita es lo primero que se le ofrece en una mesa. El casamiento, consiste en que ambos, sostienen un mismo recipiente con mote y uno al otro le da de comer... 
Estas reflexiones nos despiertan preguntas ¿No será que las culturas originarias de nuestro continente tienen algo de sabiduría para enseñarnos sobre el amor, sobre las decisiones en la vida, sobre la convivencia humana y relación con la casa común?
Muchos jóvenes y adultos en sus BÚSQUEDAS... viajan a Perú a fotografiarse en Machu Picchu o algunos van al norte a las pirámides Mayas... Realmente construcciones maravillosas que todavía encierran misterios... Y que algunos consideran a estos lugares energéticos. Vamos con nuestra manera de ser "buscando beber algo" consumir algo que en nada nos cambia nuestra manera de vivir... Y el indio americano, sigue siendo colonizado dentro nuestro...
Sin Embargo hay propuestas que nos conectan con nuestro ángel, que lo alimentan... y tienen que ver con el silencio solidario, con acompañar las búsquedas, las luchas, los derechos de los más empobrecidos... No desde arriba, y si caminando juntos. Compartiendo nuestros tiempo, saberes y bienes...
Y Tito por medio de sus seres queridos sigue Vivo, dando frutos. En su nombre hicieron un aporte silencioso, al estilo de Jesús, "lo que haga tu mano izquierda que no lo sepa la derecha". Aporte a quienes no lo conocieron, porque en eso consiste el Amor, en agrandar nuestro corazón, más allá de los que llamamos "nuestros"...
Omar, al finalizar el programa, contaba que un muchacho con asma sufría mucho al ver sufriendo los peces fuera del agua por falta de aire. Sufría porque el sufrimiento del pez se conectaba con su sufrimiento...

Hay veces que dos personas hacen el mismo viaje, pasan por realidades semejantes, y algunos "la mastican místicamente" y su vida se transforma... otros pasan de una a otra experiencia y siguen siendo los mismos.
Incluso los demonios que vemos en los demás, pueden servir para descubrir si habitan en nosotros. Si no estan, somos capaces de distinguir en el otro la persona que siempre será nuestro hermano, y sus demonios. Si ese mismo demonio que nos molesta en el otro, está dentro nuestro, se conectan, nos hacen perder la paz, despiertan miedo o violencia hacia el otro.
... La cita propuesta por "La Bruja" con el cura es para el próximo miércoles 25 de setiembre 2019 al medio dia... Comenzamos compartiendo experiencias y saberes indígenas, sobre la Institución... Se puede participar por teléfono y por internet. 

Tendremos muy presente a Tito, que tuvo la intuición de que un encuentro en una misa... podría fecundar otros encuentros en favor de una mejor vida....
Nacho

 La Bruja FM online - Señal en vivo - 89.9 MHz FMMelo .

miércoles, 11 de septiembre de 2019

TITO SPERA - MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS


¿CUAL SERIA MI ULTIMO DESEO EN EL ATARDECER DE ESTA VIDA?
Es una profunda pregunta que resuena en mi interior en estos días. Un vecino, un amigo llamado Tito Spera, internado en el hospital, expresó sus dos últimos deseos:

1 – Que su cuerpo muerto fuera entregado a la facultad de medicina, para un buen uso en favor de la vida de otros. Este deseo me recordó la película que recomiendo: “Jesús de Montreal”.
2 – Que le celebraran una misa, y que el sacerdote servidor fuera Nacho. Este deseo me recordó varios encuentros que tuvimos con Tito, en los últimos tiempos. Sin duda que su vida, sus relatos y preguntas, eran reflejo de un ser humano que veía la realidad con su trigo y cizaña, y quería ver más allá…
Su cuerpo hace una semana que está al servicio de la vida en la facultad de ciencia… 
Su espíritu (según nuestra fe, que cree en la infinita misericordia de Dios, que nos regala la resurrección, la vida plena después de la muerte), fue soplando sin imponerse para que hoy celebráramos la misa pedida por él, coincidentemente en el día del cumple de una de sus hijas. Amiga de los juegos de nuestra niñez… hasta que sufrieron el exilio.
El deseo de Tito despierta en mi un gran desafío:  

-“Que podamos hacer presente a Jesucristo, para quien quiera encontrarse con él, que se hace presente en la misa de manera sacramental”.
LA MISA: En el templo de la parroquia Domingo Savio, en el Salesiano, se habitó de vínculos de tito en situaciones muy diversas. Familiares, amigos, compañeros políticos, vecinos… Cada uno dijo su nombre, diciendo presente, y haciendo presente a otros que estaban en el corazón. Fue un comienzo muy emotivo.
Hicimos presente a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, el cual se hace presente misericordiosamente desde el comienzo. Después con alegría cantamos el Gloria, escuchamos las lecturas bíblicas del día y nos tocó hacer la homilía:
Les cuento que Tito, me hacía mucho bien cada vez que venía de Bolivia y me preguntaba por la situación de esclavitud de los indígenas. En especial me hizo mucho bien su escucha comprensiva cuando me expulsaron de esa realidad en la lucha por la liberación.
Recuerdo que cuando yo vivía uno de los momentos más difíciles de mi vida, incluso con un quiebre psicológico, el me escuchó con profunda atención. Al final del relato me dio un abrazo, y me dijo:  
-“Te comprendo…  
adelante… 
 la vida continúa hoy acá…
 acá te necesitamos hoy”.
En otro momento, nos encontramos, le conté que el pueblo Guaraní había logrado su Pascua, su paso de liberación. Tito expresó su alegría y puso su mirada en el cielo. Lo deje en su silencio un tiempo y le pregunte que le ocurría. Sonriendo me respondió: 
- “Hay veces que uno se pregunta ¿dónde está Dios?”
Entonces el Espíritu me inspiro el relato  de York, Elie Wiesel, escritor, premio Nobel de la paz (1986) y uno de los supervivientes  del exterminio nazi.
La trilogía formada por “La noche”, “El alba” y “El día” (1956-1961) es, sin duda alguna, su obra más importante. En ella relata, de manera novelada, algunos de los innumerables padecimientos en los campos del nazismo.

Un día, cuenta, regresando del trabajo al campo de Auschwitz, encontraron en el patio a tres compañeros encadenados que iban a ser colgados. Uno de ellos, era un niño. Nada más entrar, se les fue colocando, con toda la parafernalia al uso, para que presenciaran tan macabra ejecución. Momentos antes de ser ahorcados, los dos adultos gritaron “viva la libertad”. El niño, en cambio, permaneció callado. Y, en ese momento, alguien que estaba detrás de mi preguntó: 
- “¿Dónde está el buen Dios?, 
¿dónde está?
Seguidamente se procedió al ahorcamiento del niño y de los dos adultos, retirándoles las sillas a las que habían sido aupados. “En el horizonte”, comenta, “el sol se estaba ocultando” en medio de un silencio absoluto. A continuación, comenzó el dramático y punitivo desfile de los prisioneros, entre lágrimas y sollozos, por delante de sus tres compañeros.

Cuando me tocó el turno a mí, los adultos ya habían expirado. En cambio, el niño, seguía agitándose. Aún vivía. Y así estuvo media hora, luchando entre la vida y la muerte, agonizando hasta morir, lentamente asfixiado, a causa de su escaso peso. En ese momento volví a escuchar, detrás de mí, la misma pregunta de hacía unos minutos: “¿Dónde está Dios?”. 
“Sentí”, recuerda, “una voz que, saliendo de mí, respondía”:
 “¿Dónde está? 
Ahí está, está colgado ahí, de esa horca
… crucificado“. 
“Esa noche”, concluye, “la sopa tenía gusto a cadáver”.
Al terminar el relato, Tito me miró sonriendo a los ojos, encendió su moto y me dijo: 
- “Te dejo, me voy a hacerle mandado a mi Dios”
Su hijo estaba enfermo… 
Al poco tiempo falleció… 
Y esa fue mi última charla con Tito, que me dejo contento porque había entendido la buena noticia de Jesús, de su presencia en los más frágiles. Y que lo que le hacemos a uno de esos pequeños, se lo hacemos a Dios.
                  Juicio Final Mateo 25, 31- 46
En la misa este relato fue simbolizado por un plato de aluminio, que hace memoria a otros platos de celdas, de pobres, de injusticias…

Quizás Tito pidió esta misa para regalarnos a nosotros, el tesoro encontrado: 

“La presencia de Dios en el encarcelado, el enfermo, el hambriento… Ese mismo Dios que en la misa se hace presente en el pan y el vino que se trasforman en su cuerpo y su sangre; que se comparte gratuitamente como alimento, para que hagamos lo mismo con los demás”.
Ese Dios que nos habló en su Palabra: 
San Lucas 6, 12-19. 
Que nos relata la elección de sus discípulos. Que nos recuerda que la fe en Jesús es un don, es iniciativa primero de Dios. Cuando él quiere, y con quien quiere. Por supuesto que esa amistad, necesita del consentimiento y de la dedicación de cada uno para que esa relación crezca.
El relato bíblico también nos dice que Jesús bajo al llano y se encontró con una gran multitud de discípulos suyos y gran muchedumbre del pueblo muy diversa, incluso de pueblos vecinos, que habían venido para oírle y ser curados de sus enfermedades. Y los que eran molestados por espíritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarle, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.
Hoy aquí y ahora ese Pueblo somos nosotros
Tito nos convocó a una misa, para que nos encontramos con ese Jesús: el que cura, el que nos libera de los demonios. Y hay un demonio en especial que nos posee, nos amarga y nos hace rencorosos: La culpa. Jesús nos quiere liberar dándonos la fuerza de su Amor que nos perdona y nos hace perdonar.
El papa Francisco nos recuerda a nosotros los sacerdotes, que seamos mediadores entre la gente que busca  para que se encuentren con Jesús. Y que no seamos aduaneros de la fe, impidiendo que alguien se acerque al encuentro con Jesús.
El jarrito del mate, nos recuerda ese signo tan nuestro, el mate compartido entre amigos. Jesús quiere ser eso con nosotros, quiere ser nuestro Amigo, especialmente en las más difíciles…
La celebración continúo, con una bendición a una familia venida desde Noblia que junto a otros niños y jóvenes, fueron acompañados por Tito. Un signo de que el Amor entregado, siempre florece, muchas veces después que la semilla se enterró en el surco… Sin duda que Tito estará muy feliz…
El Padre nuestro fue muy emotivo, recordando que la identidad del cristiano en primer lugar es reconocer como hermano a todo ser humano. Y ahí agradecimos a los hermanos suecos y tantos otros que abrieron sus puertas a los exiliados… Nos comprometimos a no levantar muros a los emigrantes que vengan a nuestro país.
El milagro se dio, la mayoría se encontró con el Jesús condenado injustamente, torturado, crucificado y resucitado.  Hoy convocándonos por medio de Tito, para encontrarnos con él, el que libera de todo demonio…  Emocionados, la mayoría vivió una experiencia espiritual profunda de amor.
Y al final la bendición fue en un clima de fiesta de alegría. El envió a que la misa siga en la vida, en las mesas familiares dándonos tiempos para encontrarnos desde dentro y en las reuniones de amigos, donde no puede faltar el brindis, con el vino que el cura no nos compartió. Mesa familiar y de amigos que alegrara a Tito si invitamos a unos de esos Jesús que necesita una mano, que necesita un apoyo. Y le cantamos que lo cumpla feliz a Beatriz…
... Y cada uno volvió a su realidad a servir a su Dios... que es el Dios de Jesucristo cuando es un ser humano necesitado, cuando es la creación en su totalidad. Un Dios que si nos relacionamos profundamente con él, nos libera de la adición a otros dioses como lo son: el poder, el tener, aparentar, el materialismo, el consumismo, el egocentrismo, el individualismo, el racismo, el fanatismo…
Nacho