viernes, 13 de julio de 2018

La bandada de Santa Cruz

Camino a la Tierra sin Mal los guaranies fueron cosechando por los senderos de la comunidad, esa búsqueda del lugar donde el Areté Guasú no termina. Luego de poner el nido itinerante y esperar en la frontera el corazón empezó a latir distinto, y con un nuevo sol de encuentros, las barreras se abrieron. Dando paso a ese abrazo que no deja respirar, donde el paisaje de todo lo recordado, fue desfilando con la emocíión hecha silencio. Llegó el tan ansiado abrazo de reencuentro en cada paso; volver a la tierra prometida, volver a esa vida Bien vivida, donde el sol vuelve a brillar en el alma de quienes soñaron abrazar al padre Burika.

Estamos acá, el signo de la mesa, sabemos que el Reino esta presente.


Sarahi, la colibrí mas pequeña.


Luego nos encaminamos hacia nuestra madre de Cotoca. Como bandada para agradecer esta misión que nos hace familia. Desde temprano preparandonos con el encuentro de Marqueza y Sarahi, Maribel y Mailen junto a Mirtha. 
Emprendimos la peregrinación al santuario para ofrecer este Colibrí. 
Sorpresa encontrarnos con la virgen hallado en el hueco de un árbol, junto a los nidos.
Así también nos acercamos con nuestras velas encendidas, junto a la emocion de ser testigos del si a la vida.





Luego alimentamos el cuerpo con las comidas típicas del lugar para regresar a nuestro espacio de acogida. Y así surgió el almuerzo compartido en el nido de Mirtha, donde comunitariamente la mesa fue misa que se hizo pan compartido y repartido de la vida.



Almuerzo compartido en el nido de Mirtha.

Hoy podemos decir, que como el evangelio, hemos recibido gratuitamente la paz de DIos y dimos tambien, gratuitamente, el bien de la fraternidad. Porque el Reino de los Cielos está cerca.

Leo, nuestro chofer, con Kazumi y Megumi.




Finalizando el día compartimos con quienes nos reciben en su hogar y dan el cariño y abrigo de ser nido colibrí.




Aprontando el nido itinerante para la fiesta.



Gracias a la vida por ser testigos!

Hermoso...Ser parte de America unida


 Es una gracia ser parte junto a las hermanas franciscanas del Vervo Encarnado, ser parte del "puente" entre Bolivia y Uruguay. 
 Es una gracia que fotalece, el estar unidos a todos los pueblos de America.
 
 junto a la delegacion uruguaya...
Es todo un signo la designacion de Torivio, como cardenal en Bolivia. Muestra un rostro indigena como Iglesia... para alegria de algunos y desconcierto para otros...
El rencuentro con algunos compañeros sacerdotes del vicariato... una alegria llena de recuerdos.
Y con Rosita, tambien nos encontramos despues de dos dias de buscarnos. Somos mas de 3.000 participantes de toda America...

ALGUNOS APORTES:
- No hay que olvidar que el inicio de toda mision cristiana es "la tumba vacia", por lo tanto el misionero es alguien que se encontro con cristo resucitado. Y lo tiene que manifestar su cuerpo, su cara, sus palabras y acciones...
- Jesus no es un rito, ni un culto, Jesus vino para anunciar El Reino de Dios. Y el Dios de ese Reino. Un Dios que no quiere ser Rey, y no quiere que lo traten como tal. Se manifiesta como "Papito" de todos...La mision entonces es crear nuevas relaciones, libres de otros señores, tratandonos como hermanos por reconocernos hijos de Dios.
- El comer era todo un rito. Rito de hermandad. por eso cada cual comia con los "suyos". Iguales en religion, en clase social, en salud. Jesus celebra a ese Dios padre, comiendo con los pobres y pecadores en la misma mesa. Esto es reconocerlos como amigos. Cambia totalmente las relaciones humanas...
- Nuestro Dios esta mas alla de nuestra Iglesia. por lo tanto misionar es descubrir a ese Dios en toda realidad humana...
Monseñor Santiago Silva, obispo de Chile.

-Un error es hablar de Ellos y Nosotros.... El critianismo bien vivido siente a todos dentro de un nosotros. Mas alla de su practica religiosa, de su vida moral...
- Tenemos que preguntarnos ¿Que cristo hemos anunciado? cuando nuestro continente siendo de mayoria catolicos, es el continente con mayor desigualdad y donde hay un grave problema de violencia. Quizas hemos dado contenidos, celebrado ritos, pero sin cambiar el modo de relacionarnos con la naturaleza, entre nosotros y con los mas deviles...
Sergio Montes S.J. Boliviano.

Estas dos ponencias, realmente fueron "volver al evangelio" y animarse a cuestinar nuestro modo actual de ser iglesia, centrada en si misma, sacramentalista y muy poco profetica... La verdad que hoy fue como beber del pozo del evangelio... Reafirmando que hay que segui desprendiendose de lo que nos es de Jesùs, y es de las culturas que nos trageron la palabra...
Nacho