viernes, 31 de octubre de 2014

Declaración final Encuentro Mundial Movimientos Populares


 En el marco de la finalización del EMMP, queremos hacer llegar a la
opinión pública un breve resumen de lo que sucedió durante estos tres
históricos días.
 
1. Convocado por el PCJP, la PAS y diversos movimientos populares del
mundo bajo la inspiración del Papa Francisco una delegación de más de
100 dirigentes sociales de todos los continentes nos reunimos en Roma
para debatir en base a tres ejes –tierra, trabajo, vivienda- los grandes
problemas y desafíos que enfrenta la familia humana (especialmente
exclusión, desigualdad, violencia y crisis ambiental) desde la
perspectiva de los pobres y sus organizaciones.
 
2. Las jornadas se desarrollaron intentando practicar la Cultura del
Encuentro e integrando compañeros, compañeras, hermanos y hermanas, de
distintos continentes, generaciones, oficios, religiones, ideas y
experiencias. Además de los sectores representativos de los tres ejes
principales del encuentro, participaron un importante número de obispos
y agentes pastorales, intelectuales y académicos, que contribuyeron
significativamente al encuentro pero siempre respetando el protagonismo
de los sectores y movimientos populares. El Encuentro no estuvo exento
de tensiones que pudimos asumir colectivamente como hermanos.
 
3. En primer lugar, siempre desde la perspectiva de los pobres y los
pueblos pobres, en este caso de los campesinos, trabajadores sin
derechos y habitantes de barrios populares (villas, favelas, chabolas,
slums), se analizaron las causas estructurales de la desigualdad y la
exclusión, desde su raigambre sistémica global hasta sus expresiones
locales. Se compartieron las cifras horrorosas de la desigualdad y la
concentración de la riqueza en manos de un puado de megamillonarios. Los
panelistas y oradores coincidieron en que debe buscarse en la naturaleza
inequitativa y depredatoria del sistema capitalista que pone el lucro
por encima del ser humano la raíz de los males sociales y ambientales.
El enorme poder de las empresas trasnacionales que pretenden devorar y
privatizarlo todo –mercancías, servicios, pensamiento- son primer violín
de esta sinfonía de la destrucción.
 
4. Durante el trabajo en talleres se concluyó que el acceso pleno,
estable, seguro e integral a la tierra, el trabajo y la vivienda
constituyen derechos humanos inalienables, inherentes a las personas y
su dignidad, que deben ser garantizados y respetados. La vivienda y el
barrio como un espacio inviolable por Estados y corporaciones, la tierra
como un bien común que debe ser compartido entre todos los que la
trabajan evitando su acaparamiento y el trabajo digno como eje
estructurador de un proyecto de vida fueron algunos de los reclamos
compartidos.
5. También abordamos el problema de la violencia y la guerra, una guerra
total o como dice Francisco, una tercera guerra mundial en cuotas. Sin
perder de vista el carácter global de estos problemas, se trató con
particular intensidad la situación en Medio Oriente, principalmente la
agresión contra el pueblo palestino y kurdo. La violencia que desatan
las mafias del narcoterrorismo, el tráfico de armas y la trata de
personas fueron también objeto de profundo debate. Los desplazamientos
forzados por la violencia, el agronegocio, la minería contaminante y
todas las formas de extractivismo, y la represión sobre campesinos,
pueblos originarios y afrodecendientes estuvieron presentes en todos los
talleres. También el grave problema de los golpes de estado como en
Honduras y Paraguay y el intervencionismo de grandes potencias sobre los
países más pobres.
 
6. La cuestión ambiental estuvo presente en un rico intercambio entre la
perspectiva académica y la popular. Pudimos conocer los datos más
recientes sobre contaminación y cambio climático, las predicciones sobre
futuros desastres naturales y las pruebas científicas de que el
consumismo insaciable y la práctica de un industrialismo irresponsable
que promueve el poder económico explica la catástrofe ecológica en
ciernes. Debemos combatir la cultura del descarte y aunque sus causas
son estructurales, nosotros también debemos promover un cambio desde
abajo en los hábitos y conductas de nuestros pueblos priorizando los
intercambios al interior de la economía popular y la recuperación de lo
que este sistema deshecha.
7. Nuevamente, pudimos concluir que la guerra y la violencia, la
agudización de los conflictos étnicos y la utilización de la religión
para la legitimación de la violencia, así como la desforestación, el
cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, tiene su principal
motor en la búsqueda incesante del lucro y la pretensión criminal de
subordinar a los pueblos más pobres para saquear sus riquezas naturales
y humanas. Consideramos que la acción y las palabras de los movimientos
populares y la Iglesia son imprescindibles para frenar este verdadero
genocidio y terricidio.
 
8. Particular atención merece la situación de las mujeres
particularmente golpeadas por este sistema. Reconocemos en esa realidad
la urgente necesidad de un compromiso profundo y serio con esa causa
justa e histórica de todas nuestras compañeras, motor de luchas,
procesos y propuestas de vida, emancipatorias e inspiradoras. También
exigimos la finalización de la estigmatización, descarte y abandono de
los niños y jóvenes, especialmente los pobres, afrodecendientes y
migrantes. Si los niños no tienen infancia, si los jóvenes no tienen
proyecto, la Tierra no tiene futuro. 9. Lejos de regodearnos en la
autocompasión y los lamentos por todas estas realidades destructoras,
los movimientos populares, en particular los reunidos por este
Encuentro, reivindicamos que los excluidos, los oprimidos, los pobres no
resignados, organizados, podemos y debemos enfrentar con todas nuestras
fuerzas la caótica situación a la que nos ha llevado este sistema. En
ese sentido, se compartieron innumerables experiencias de trabajo,
organización y lucha que han permitido la creación de millones de
fuentes de trabajo digno en el sector popular de la economía, la
recuperación de millones de hectáreas de tierra para la agricultura
campesina y la construcción, integración, mejoramiento o defensa de
millones de viviendas y comunidades urbanas en el mundo. La
participación protagónica de los sectores populares en el marco de
democracias secuestradas o directamente plutocracias es indispensable
para las transformaciones que necesitamos.
 
10. Teniendo en cuenta el especial contexto de este encuentro y el
invalorable aporte de la Iglesia Católica que en cabeza del Papa
Francisco permitió su realización, nos detuvimos para analizar en el
marco de nuestras realidades el imprescindible aporte de la doctrina
social de la iglesia y el pensamiento de su pastor para la lucha por la
justicia social. Nuestro material principal de trabajo fue la Evengelii
Gaudium que se abordó teniendo en cuenta la necesidad de recuperar
pautas éticas de conducta en la dimensión individual, grupal y social de
la vida humana. Es dable desatacar la participación e intervención de
numerosos sacerdotes y obispos católicos a lo largo de todo el
Encuentro, viva encarnación de todos aquellos agentes pastorales laicos
y consagrados, comprometidos con las luchas populares que, consideramos,
deben ser reforzados en su importante labor.
 
11. Todos y todas, muchos de nosotros católicos, pudimos asistir a la
celebración de una misa en la Catedral de San Pedro celebrada por uno de
nuestros anfitriones el Cardenal Peter Turkson donde se presentaron como
ofrendas tres símbolos de nuestros anhelos, carencias y luchas: un carro
de cartoneros, frutos de la tierra campesina y una maqueta de una
casilla típica de los barrios pobres. Contamos con la presencia de un
importante número de obispos de todos los continentes.
 
12. En este ambiente de debate apasionado y fraternidad intercultural,
tuvimos la inolvidable oportunidad de asistir a un momento histórico: la
participación del Papa Francisco en nuestro Encuentro que sintetizó en
su discurso gran parte de nuestra realidad, nuestras denuncias y
nuestras propuestas. La claridad y contundencia de sus palabras no
admiten dobles interpretaciones y reafirman que la preocupación por los
pobres está en el centro mismo del Evangelio. En coherencia con sus
palabras, la actitud fraterna, paciente y cálida de Francisco con todos
y cada uno de nosotros, en especial con los perseguidos, también expresa
su solidaridad con nuestra lucha tantas veces desvalorizada y
prejuzgada, incluso perseguida, reprimida o criminalizada.
 
13. Otro de los momentos importantes fue la participación del hermano
Evo Morales, presidente de la Asamblea Mundial de los Pueblos Indígenas,
que participó en carácter de dirigente popular y nos ofreció una
exposición centrada en la crítica al sistema capitalista y en todo lo
que podemos hacer los excluidos en términos de tierra, trabajo,
vivienda, paz y ambiente cuando nos organizamos y logramos acceder a
posiciones de poder, pero de un poder entendido como servicio y no como
privilegio. Su abrazo con Francisco nos emocionó y quedará por siempre
en nuestra memoria.
 
14. Entre los productos inmediatos del encuentro, nos llevamos dos
cosas: la “Carta de los excluidos a los excluidos” para trabajar con las
bases de los sectores y movimientos populares, la cual nos comprometemos
a distribuir masivamente junto al Discurso del Papa Francisco y las
memorias; y la propuesta de crear un Espacio de Interlocución permanente
entre los movimientos populares y la Iglesia.
15. Junto a este breve comunicado, le pedimos especialmente a todos los
trabajadores y trabajadoras de prensa que nos ayuden a difundir la
versión completa del discurso del Papa Francisco que, repetimos,
sintetiza gran parte de nuestra experiencia, pensamiento y anhelos.
Repitamos junto al: 
 ¡Tierra, Techo y Trabajo son derechos sagrados!
¡Ningún trabajador sin derechos! 
¡Ninguna familia sin viviendas! 
¡Ningún campesino sin tierra! 
 ¡Ningún pueblo sin territorio!
 ¡Arriba los pobres que se organizan 
y luchan por una alternativa humana 
a la globalización excluyente!
 ¡Larga vida al Papa Francisco 
y su Iglesia pobre para los pobres! 

jueves, 30 de octubre de 2014

¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?

Fin de semana con dos celebraciones que muestran los acentos de la pastoral que hemos realizado y hacia donde debe apuntar nuestra evangelización.
El sábado 1 de noviembre la Iglesia nos invita a celebrar el día de Todos los Santos.Un día donde queda claro el triunfo de los que amaron sobre la injusticia y la muerte. Expresado de manera profética a través del sermón del monte:

«Felices los que tienen alma de pobres, 
porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices los afligidos, porque serán consolados.
Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. 
Felices los que tienen hambre y sed de justicia,
 porque serán saciados. 
Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.
Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.
Felices los que trabajan por la paz, 
porque serán llamados hijos de Dios.
Felices los que son perseguidos por practicar la justicia,
 porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, 
y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.
 Alégrense y regocíjense entonces,
 porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; 
de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron. 
(Mateo 5)

El domingo 2 de noviembre 
la conmemoración de todos los Difuntos.
«¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?
No está aquí, ha resucitado.
 Recuerden lo que él les decía cuando aún estaba en Galilea: 
«Es necesario que el Hijo del hombre 
sea entregado en manos de los pecadores, que sea crucificado y que resucite al tercer día»». (Lucas 24)
 
 La buena noticia anunciada por Jesucristo es el regalo de Dios de la vida eterna por medio de su infinita misericordia en el camino de la Justicia.
  Sin embargo en nuestros pueblos generalmente se relaciona al cristianismo solamente con el dolor y la muerte. Nos falta una pastoral de la esperanza, una pastoral Pascual. En nuestras misas y oraciones están muy presentes el enfermo y el fallecido. Pero pocas veces está el agradecimiento por los compromisos con las transformaciones sociales y la fiesta de la vida.
  Sin quitar la fe un Dios que acompaña y está en las situaciones de cruz familiar, debemos catequizarnos según el mensaje bíblico incluyendo su presencia “en todo aquello donde se busque el mejor vivir humano y por lo tanto se denuncie y se luche contra las situaciones injustas”. Incluyendo en nuestras célebres acciones litúrgicas lo festivo de nuestras culturas, en su música y danza. Lo sagrado para Dios es lo que es bien para el hombre.
Nacho

miércoles, 29 de octubre de 2014

Reportes del viaje de nuestra embajadora colibrí Nahir


Buenas tardes!!! Último momento: a las 18 partió de XXX nuestra embajadora Nahir hacia Bolivia con escala en Córdoba, donde se quedaría mañana y el jueves arrancaría para Villa Montes. Atención Nelda que te mandamos una colibrí!!! Fuimos a despedirla con la mamá y Silvia. Se fue contenta y llevándonos a todos en su vuelo... (Leo)


Mi celular es un Colibrí con vida propia y decidió hacer una llamada a Nahir, resultó que justo estaba pasando la aduana, aun tenia señal. Dice que todo va según lo programado y que el cargamento pasó sin problemas! (Erik)


Hola, estoy en lo de Nelda, el viaje todo bien,
acá está pesado ahora voy a cocinar para esperar a los dueños de casa que están laburando. 
Ayer con muchas llamadas de los colibrís para desearme buen viaje y mandar saludos. Creo que estos días solo voy a estar abrazando y dando besos.
Todo va re lindo, según lo planificado :)
(Nahir)

sábado, 25 de octubre de 2014

AGRADECIMIENTO AL EQUIPO DEL NO A LA BAJA

Fabiana, este fin de semana nos acompañaras en la cartelera del templo de la Parroquia San Juan Bautista de Río Branco, como agradecimiento por el trabajo tuyo y del equipo. Y por supuesto que también es una postura de LA MAYORÍA DE LOS PARROQUIANOS. Gracias Nacho

¿Desacralizar el papado?


Puedo garantizar la anécdota porque me la contó su protagonista: un obispo (de cuyo nombre no debo acordarme) a quien Francisco, el actual obispo de Roma, le dijo literalmente en conversación privada: “reza por mí; la derecha eclesial me está despellejando. Me acusan de desacralizar el papado”.
Permítaseme preguntar si lo que está haciendo Francisco es desacralizar el papado o más bien cristianizarlo. Hace unos diez siglos, san Bernardo escribió una carta al papa Eugenio III y lo que le pedía en ella viene a ser otra “desacralización” del papado: que se parezca a Pedro y no a Constantino (o al sumo sacerdote judío), y que recuerde que Pedro no necesitó grandes palacios, ni mantos de armiño, ni lujosos medios de transporte para anunciar a Cristo. Por si fuera poco, el nada sospechoso Benedicto XVI declaró poco antes de su renuncia que esa carta de san Bernardo debería ser libro de cabecera para todos los papas.
Pedro fue muy apreciado en la iglesia primera, pero el libro de los Hechos de los Apóstoles no da ningún testimonio de que ello se debiera a una sacralización de su persona o de su ministerio: se le quería porque era perseguido y encarcelado, porque tenía intuiciones de líder sobre los nuevos caminos que había de emprender la iglesia primera, quizá también porque era humano y se le podían pedir cuentas cuando daba un paso que algunos timoratos no entendían (como entrar en casa de un pagano), o incluso se le podía reprender públicamente como hizo Pablo…
Algo parecido a lo que pedía san Bernardo es lo que intenta Francisco. Pero eso es cristianizar al papado. ¿O acaso habrá que acusar al mismo Jesucristo de “desacralizar” a Dios, por haberse vaciado de su rango divino y haber asumido figura de siervo (Fil, 2,6 ss)? Pues no: más bien hay que decir que un ministerio de Pedro sacralizado no hace más fácil la evangelización, ni más auténtica la fe de los católicos. Sólo sirve para que la curia romana se autosacralice a sí misma bajo la sombra del papa.
Tratando de comprender esa desviación cabría decir que brota de lo que suele presentarse como lo más característico, la gran virtud y el gran peligro de lo “católico”. Kat-hólico significa universal, pero no en sentido cuantitativo sino cualitativo: significa que ninguna dimensión natural queda fuera de lo cristiano (salvo el pecado que, por muy metido que lo tengamos, es lo más antinatural). Católico deriva del mismo vocablo griego (“holon”, en lugar de “pan”) de donde procede nuestra palabra holístico puesta hoy tan de moda, y que se refiere a una totalidad, pero en sentido distinto al que pueden evocar palabras como ”pan-germanismo” o pan-sexualismo.
Por eso se decía antaño que la diferencia entre catolicismo y protestantismo estaba sólo en una “y” (fe y razón, Dios y hombre, Gracia y libertad, vertical y horizontal…). Ésta sería la gran virtud de lo católico. Su gran peligro, de ahí derivado, es que puede contribuir a que nos perdamos en detalles ensombreciendo lo esencial cristiano y creyendo que comulgar en la boca (por ejemplo) es más santo y más piadoso que hacerlo en la mano. Al querer afirmarlo todo, se da el mismo valor a todo y se difumina la tremenda radicalidad cristiana.
La reforma de Lutero buscó en realidad una concentración en eso esencial cristiano, que luego algunos tacharon de reducción. Pero también se ha podido tildar a algunas personas y posturas católicas de ser “muy católicas pero muy poco cristianas”, terrible aviso que ya lanzó Fernando de los Ríos en 1933. Los shows multitudinarios del papa Wojtila con los gritos de “totus tuus” o “santo súbito” podrían ser tachados de muy católicos pero quizá poco cristianos. Y en fin: no sé si cabe decir que el protestantismo es como el canto gregoriano y el catolicismo como la polifonía barroca (y esto lo escribe un católico admirador del gregoriano).
Todos esos entornos de vestimentas especiales (y con sastres especiales), residencias regias, genuflexiones, apelativos de “santo padre”, viajes especiales… son en realidad muy secundarios. Cuando se los exagera y se los absolutiza contribuyen a crear una aureola idolátrica en torno al sucesor de aquel pescador de Galilea, llamado Pedro. Jesús no se sirvió de esas auras sagradas para anunciar la paternidad de Dios y el reinado de Dios. Y con el cristianismo se ha abolido la distinción entre lo sagrado y lo profano: porque, según Jesús, lo único sagrado es el ser humano, que está por encima de todos los “sábados” de la historia. De modo que, seguramente, el Maestro repetiría hoy a todo esos monseñores preocupados, sus palabras de antaño: “deja a los muertos que entierren a sus muertos, y ve a anunciar el reinado de la libertad de los hijos de Dios y la fraternidad de los hermanos en Cristo” (Lc 9,60).
Así pues: ¿que Francisco está desacralizando el papado? Demos gracias a Dios por ello, porque contribuirá a purificar la fe de los católicos facilitando además el acercamiento de otras iglesias cristianas. Porque, aunque sea cierto que a Dios sólo llegamos a través de mediaciones, eso no significa que debamos sacralizarlas.
José Ignacio González Faus

viernes, 24 de octubre de 2014

LO MAS DURO NO ES EL QUE SE EXPRESA DIFERENTE... SINO LOS QUE HACEN SILENCIO CON INTERES

Comisión No a la baja vio un guiño en un discurso del papa Francisco

Le enviaron una carta a través de Sturla y ayer el pontífice habló del tema minoridad El papa Francisco cuestionó ayer la aplicación de sanciones penales a niños y ancianos. Las palabras que el pontífice expresó en una audiencia que mantuvo en el Vaticano con representantes de la Asociación Internacional de Derecho Penal, fueron interpretadas por la comisión del no a la baja como un pronunciamiento contrario a bajar la eddad de la imputabilidad, dijeron a El Observador integrantes de la comisión. Es que la comisión le hizo llegar al Papa, por medio del arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, una carta en la que le pedían que se expresara sobre el tema.


Esa misiva firmada por María José Miles, una joven de 24 años, integrante de la comision del No a la baja y de grupos de jóvenes jesuitas, explicaba: “Basta ver cuál es la apuesta de Jesús para darse cuenta cuán alejado a su mensaje está dicha iniciativa”, expresaba en relación con el plebiscito para bajar a 16 años la edad de imputabilidad penal.

“Jesús lleva adelante e intenta transmitirnos, una vida centrada en el amor hacia el otro, especialmente amor por el oprimido, por el marginado, por el pecador. Es al que nos cuesta amar porque no entendemos, porque nos hace daño, porque no sabemos como acercarnos, al que Jesús nos llama a amar como él nos amó”, escribió Miles.

La joven le pedía luego al papa que la Iglesia dejara “de ser un actor pasivo ante las injusticias que viven cotidianamente los adolescentes y jóvenes más vulnerables”.

La carta terminaba con dos pedidos al papa para que rezara por el tema e hiciera escuchar su voz en Uruguay  “si, al igual que el arzobispo Daniel Sturla entiende que bajar la edad de la imputabilidad es estigmatizar a los adolescentes y que los problemas sociales de la seguridad pública se solucionan con una mejor educación”.

Sturla se manifestó en varias oportunidades contrario a la baja de la imputabildiad por entender que esa solución de los problemas implica “más represión y no más educación”. “Yo creo que el problema de fondo es un problema social y educativo y las soluciones de fondo van por ese lado y no por bajar las edades”, dijo y por eso aprovecharon su ida a Roma en junio para hacerle llegar al papa la carta.

Ayer, el papa le habló a los juristas penales sobre los puntos que en ese ámbito “interpelan a la Iglesia en su misión de evangelización y de promoción humana”, informó el sitio oficial del Vaticano. El artículo señalabna que el papa “no olvidó la aplicación de sanciones penales a los niños y ancianos condenando su uso en ambos casos”.

También cuestionó “las condiciones de los encarcelados, entre ellos los presos sin condena y los condenados sin juicio afirmando que la prisión preventiva, cuando se usa de forma abusiva constituye otra forma contemporánea de pena ilícita oculta, más allá de la legalidad”. Por último, el papa se refirió a “las condiciones deplorables de los (centros) penitenciarios en buena parte del planeta”, que son resultado del ‘’ejercicio arbitrario y despiadado del poder sobre las personas privadas de libertad’’.



(El Observador)

jueves, 23 de octubre de 2014

EL AMOR LA LLAVE DE LA VIDA

… Recuerdo que una primavera en el campo, después de una tarde de pesca, mate, y asado, se nos había perdido la llave del auto. Comenzamos a buscarla por todos lados. Pasaba el tiempo, se venía la noche y nada. Los nervios y algunas acusaciones comenzaron a borrar todo lo lindo que habíamos vivido a lo largo de todo el día. Los adolescentes que son los más inquietos eran los más señalados como responsables de lo que a esa altura ya parecía una tragedia.
A su momento aparece un trabajador rural, sumándose a la búsqueda. Con movimientos lentos y mirada serena, en silencio este hombre se acercó a la puerta misma del auto. Milagrosamente para nosotros, desde adentro del pastizal recoge la llave. Si bien hubieron nuevos reproches en desquite por los injustos recibidos, ya que según parece que el que dejó caer la llave fue el mismo adulto conductor al llegar, el clima ahora era de fiesta. Surgió la inquietud de preguntar a la visita ¿Cómo la había buscado y encontrado?
Y este dijo entonces:
- Cuando me acerqué los encontré a ustedes en gran movimiento. Revisando bolsos, bolsillos, carteras. Lo que más me llamó la atención era que vuestros comentarios casi todos eran señalando algunas acciones del otro que podían ser la causa de la pérdida. Porque había tomado demás, porque habían estado jugando, e incluso hicieron presente recuerdo de otras pérdidas. 
Por el contrario, me mantuve en silencio y puse todas mis energías en la mirada que buscaba la llave perdida. Si bien era lo que todos queríamos, a ustedes los veía dispersarse apuradamente en movimientos y palabras totalmente innecesarias. Procuré no ser contagiado por el clima de nerviosismo y de cierta violencia que ustedes estaban viviendo. Como es normal en toda búsqueda, comencé por el comienzo y por eso fui directamente a la puerta de descenso del conductor. Inclinándome hacia el suelo, afinando mi mirada, vi, un pequeño brillo entre el pasto cubierto por tierra negra. Seguramente al caérsele al conductor el mismo la piso y la enterró, o alguien lo hizo en la misma búsqueda.

… Este hecho me ha acompañado toda mi vida. Y me ha ayudado mucho cuando he “perdido la llave del sentido de la vida” o cuando he encontrado a alguien perdido por “no saber como continuar camino”. Ante mis pérdidas o la de otros, se repite aquel ambiente de nerviosismo y acusaciones. Incluso se llega a buscar soluciones muy lejanas al lugar del hecho. No faltando las veces que he visto recurrir a un mano santa o a la violencia en tal desespero… Que diferente serían nuestras relaciones humanas si nos amaramos así como nos ama Dios. Si pusiéramos todas nuestras energías en amar al otro. Seguramente en las equivocaciones o pérdidas, que son parte de la vida, a su tiempo encontraríamos una pequeña luz para seguir adelante o un pequeño brillo en la mirada del otro que nos hace seguir creyendo en él y él podría volver a emprender la marcha.
La llave de las relaciones humanas es el amor. Nadie lo niega, pero depende de cómo nos sintamos amados y con qué alimentemos nuestro amor. La oración verdadera es aquella en la que me presento tal cual soy ante Dios, y me dejo mirar con su mirada amorosa. Él que es la luz, siempre encuentra un brillo en mi vida y lo hace crecer si me pongo en sus manos. Y quien se va dejando amar por Dios, comienza amar como Dios nos ama. Lo ya vivido no es posible cambiarlo y a veces es poco lo que del entorno podemos trasformar. Pero si Dios hace posible cambiar mi mirada de la historia y mirar con su amor el entorno presente. Quizás en el comienzo, en nuestra niñez, e incluso en nuestras raíces familiares estén las causas de algunas angustias o errores… Quizás si podemos encontrar el niño que el otro lleva adentro, lo podamos realmente comprender y estimular a que siga su canino… (Mateo 22, 34-40)
Nacho

miércoles, 22 de octubre de 2014

SIENDO INDÍGENA SE HIZO PRESIDENTE DE TODOS

Facetas de Evo

Con el periodista Martín Sivak, biógrafo de Evo Morales.
Jefazo es un libro publicado en 2008, reeditado y actualizado este año, en el que el periodista argentino Martín Sivak relata la vida y el recorrido político del presidente boliviano, que el 12 de octubre fue reelecto con 61% de los votos, después de ocho años de gobierno. Para Sivak, que pasó mucho tiempo con Morales en Bolivia en los últimos 20 años, un logro de este dirigente fue superar la oposición que enfrentaba en Santa Cruz.
-¿Cómo definís tu relación con Evo Morales?
-Es la relación de un periodista y un presidente que se conocen desde hace 20 años, y la relación ha variado a lo largo de este tiempo. Pero digamos que la confianza se mantuvo. Yo he escrito cosas también críticas sobre él y esto no es una biografía autorizada.
-¿Se enojó con algo del libro?
-No es que se enojó, pero la oposición usó algunas partes. Ojo, yo no sé si leyó el libro, pero se molestó con que en la edición de 2008 había una foto con el embajador de Estados Unidos a quien después echó. Pero todo esto fue dicho en un tono muy amable. Es muy abierto para hablar. A mí me parece que fue un error que en esta elección se presentara a un tercer mandato [la Constitución permite dos, pero como fue aprobada antes de que terminara su primer mandato, se consideró que éste no debía ser tenido en cuenta]. Yo lo escribí y lo dije. Las cosas que no escribí fue por decisiones mías. Por ejemplo, no hablo de la vida privada.
-La relación entre ustedes parece cambiar a la par de los cambios que sufre Morales en el ejercicio del poder.
-El cambio central que hubo entre el Morales en los años previos a la presidencia y el Morales de estos últimos años es que está mucho más pendiente de la gestión, de la economía, de los datos duros y de las obras de infraestructura, algo que no formaba parte de su repertorio. Él era un dirigente sindical y diputado nacional, ni más ni menos que eso. La economía para él era un tema muy ajeno. Ése es un cambio. Hubo grandes conflictos sociales con el este del país, y Morales moduló su política muy astutamente. Acerca del reclamo de autonomía del oriente, que él veía como una herramienta de la oligarquía, aunque era un tema que movilizaba a todo el oriente, se dio cuenta de que tenía que incorporarlo a la Constitución. Además destinó muchísima obra de infraestructura a esa zona, mucha inversión social, y buscó incorporar figuras ligadas al oriente o a Santa Cruz para que el MAS [Movimiento al Socialismo, el partido de Morales] no parezca ser sólo de La Paz. Después, como cuadro general, Bolivia está en su mejor momento económico y eso también pesa en el oriente. No es que los empresarios dijeran que habían transformado finalmente a Morales en lo que querían. No. Se dieron cuenta de que Morales tiene una gran legitimidad y además dijeron: “Bueno, estamos ganando dinero”. Pagan más impuestos, hay más presencia estatal en general en la economía. Pero no es como pensaban o decían. Evo llegó a la presidencia con la idea de una reforma agraria más radical, una nacionalización de los hidrocarburos mucho más radical, una Constitución mucho más radical.
-¿A qué se debió esa moderación?
-A que no existían condiciones. Él ha combinado siempre el discurso radical y la gran capacidad de movilización, pero también de negociación.
-¿Pide mucho para recibir lo justo, como en una negociación sindical?
-Él es un dirigente sindical, un político, y lo más llamativo es que haya ganado en Santa Cruz. Allí en 2002 [cuando buscó la presidencia por primera vez y llegó segundo] sacó 3% de los votos. En 2008 no podía ni aterrizar con su avión, y ahora sacó el 50% [49,1%, según los resultados oficiales]. Para la elite del oriente, que ahora se ha resignado, te aseguro que es muy pero muy insoportable que un dirigente campesino de origen aimara sea presidente del país. Es una cuestión de clase muy fuerte. Obviamente los empresarios lo reciben, pero no es que se hayan convertido. Acerca de esta teoría de que lo de Morales es irreversible, yo no estoy seguro. Ha habido cambios muy importantes que ahora no se discuten, como la nueva Constitución, las nacionalizaciones, la inversión social. Pero la nacionalización es un término de economía que es ambiguo. ¿Qué son las nacionalizaciones? En el caso boliviano las nacionalizaciones consistieron en que las empresas pagan más impuestos, antes dejaban 18% y ahora dejan 50%. Pero no fue una expropiación; las empresas se quedaron a pesar de que pagan más impuestos y hay mayor participación del Estado en el negocio. Es parte del éxito comunicacional.
-¿A qué se debe que Morales haya sumado votos en sectores empresariales como Santa Cruz y perdido apoyo entre los indígenas?
-El empresariado boliviano no vota a Morales, sí lo hacen sectores medios o medios altos, donde estaría el nuevo votante. Sí ha habido una sangría que le dio a [Fernando] Vargas [indígena y candidato del Partido Verde] casi 3% de los votos, porque hizo una campaña sin ningún tipo de recursos, sólo con la bandera del Tipnis [Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure, cuyos habitantes se opusieron al gobierno por un proyecto de carretera]. Pero también es paradójico, porque en el Tipnis Morales sacó 75% de los votos. Lo interesante es ver la tensión entre modernización económica y reivindicaciones indigenistas. Es un caso en el que Morales muestra que se inclina a veces hacia la modernización económica. Vargas capta a un porcentaje pequeño del electorado, pero muestra que el movimiento indígena boliviano no apoya homogéneamente a Evo. El voto a Morales no es un voto étnico, y tampoco hay una sangría por izquierda. Hay una izquierda indigenista que critica a Morales y no es algo nuevo, y me parece que se va a mantener, porque la agenda del indigenismo radical, claramente, no es la agenda de Morales. El desarrollo económico, reducir la pobreza, bajar la desigualdad y muchos programas sociales eran temas para él, prioritarios.
-Sin hablar de la vida privada de Morales, del libro se desprende que el lugar de la mujer en el gobierno es casi decorativo. En ese sentido también mencionabas a Jordan.
-Es uno de los puntos débiles. Cuando él fue reelecto [en 2009] su primer gabinete fue 50% de mujeres y 50% de hombres, fue el primero. Por momentos hay movimientos hacia un lado y después vuelve a la reproducción de la sociedad patriarcal boliviana. En los tres cargos relevantes, el círculo más próximo, nunca hubo mujeres. Ahora, hay ministras mujeres y también hay una tensión, por comentarios desafortunados que Morales ha hecho sobre las “novias”, cuáles son “lindas” o “feas”. Recibe críticas de los grupos feministas, pero en los últimos años se está cuidando un poco más. En esta elección el candidato a legislador de La Paz Manuel Canelas fue el primer candidato abiertamente gay.
-Justamente te quería preguntar sobre la declaración que hizo en 2010 en la que vinculó la homosexualidad con haber consumido pollos criados con hormonas...
-Él dijo que esa frase, totalmente injustificada, se debía a un asesor. Pero no se tradujo en ninguna persecución ni denuncia. Además, se está empezando a discutir alguna ley de matrimonio. Y no ha vuelto a repetir ese tipo de frases, se dio cuenta de que fue una burrada lo que dijo el asesor. Creo que a veces hay mucha improvisación y el presidente termina diciendo cosas sin saber.
-¿Cómo explicás que no haya sufrido desgaste electoral en el ejercicio del poder?
-Para Bolivia gobernar ocho años es un montón. Además el sistema partidario estaba muy fragmentado, por lo que la supremacía de Evo es totalmente extraordinaria. No solamente es extraordinaria en cuanto a la estabilidad política sino en la diferencia de 30 puntos porcentuales con el segundo en votos. Yo creo que no se ha desgastado porque todas las variables socioeconómicas han dado muy bien, porque es muy difícil votar en contra de un gobierno que ha mejorado las condiciones de vida de todos los bolivianos. Uno de los temas que yo veo como más problemático es la personalización; creo que el MAS como organización no se ha fortalecido. No hay un sucesor. Aunque está abierta la discusión, y eso lo veo como algo positivo.
-Llama mucho la importancia de la bebida Coca-Cola en Bolivia. Días antes de la elección, el gobierno intervino para evitar un aumento de sus precios; en el libro mencionás que Morales y sus ministros la consumen, y más adelante él la califica de “veneno”.
-Yo creo que es parte de sus contradicciones. Entiendo que últimamente no toma, aunque me puedo equivocar. En Bolivia recibí criticas por haber dicho lo que tomaba el presidente, pero si tomaba Coca-Cola lo iba a contar. Pero va por el mismo lado que lo indígena, o la relación con Estados Unidos. Hay un discurso radical en contra, pero al mismo tiempo evita que se aumente el precio.

lunes, 20 de octubre de 2014

Taller de Lectura Popular de la Biblia


Queridos amigos y amigas de Obsur:
             deseando que todos estén bien, queremos invitarlos a un nuevo taller de Lectura Popular de la Biblia, el próximo sábado 1 y domingo 2 de noviembre de 2014 en Obsur, de 9 a 17 hs.
             Para participar del taller solo deben confirmar asistencia, llamando en los días de atención al público de Obsur, o mediante el correo electrónico. No habrán pre-inscripciones en esta oportunidad.
            Les agradecemos que nos ayuden en la difusión del taller, para así llegar a personas que puedan estar interesadas en realizarlo.
           Quedamos a las órdenes para lo que necesiten.
Saludos cordiales, Equipo de Obsur.


sábado, 18 de octubre de 2014

LA ALEGRÍA DE SER FAMILIA MISIONERA


 Ser familia misionera ¿es una elección?
            Comenzamos este artículo con esta pregunta porque en nuestro medio la mayor parte de los  cristianos creemos que: “tal o cual familia elige ser misionera”, y a esto le solemos agregar: “lo hacen porque tienen tiempo y les gusta”. Con ello muchas veces intentamos convencernos de que la misión familiar es una simple elección, por parte de un matrimonio cristiano y sus hijos (que los siguen) suponiendo que es algo que se puede hacer si se tiene tiempo extra, y porque es lindo, pues gusta. Tampoco es cosa de algunas familias, sobre todo aquellas que económicamente no tienen problemas porque que les sobra tiempo para dedicarse a ello. Es un tema de toda familia.
            No queremos entrar aquí en cierta definición de lo que es la misión ya que creemos se irá aclarando a lo largo del texto. Pero estamos seguro que más complejo se nos hace al hablar de misión familiar. ¿Qué es eso de que una familia viva, se dedique, o en ocasiones salga de misión?  ¿Es algo de “un rato”, o “unos días”? ¿O es una opción a largo plazo?

Ser familia misionera es una respuesta.
            Al reconocer el gran amor que Dios ha tenido con el ser humano, un hombre y una mujer cristianos deciden unirse en matrimonio para recrear en el seno de su hogar ese amor divino trayendo a la vida a sus hijos. Sabiendo que Dios ha llamado al ser humano a ser imagen y semejanza suyas, “llamándolo a la existencia por amor, lo ha llamado al mismo tiempo al amor” por esta razón la opción-decisión-acción familiar de ser misioneros, es una consecuencia, un segundo paso: una respuesta que intenta retribuir todo el amor recibido. Y como respuesta es un llamado que toda la familia recibe de parte de Dios al servicio de sus hermanos.
            De aquí se desprende que, como respuesta, la familia misionera intentará por diferentes medios ser “luz en el mundo”. de manera continua y perseverante, por lo cual ya no es algo que realizará si le sobra tiempo, sino que estará de misión TODO el tiempo. Tampoco será porque es lindo o agradable. La misión excede al gusto de hacer algo, pues como respuesta, muchas veces se verá frente a situaciones que nada tienen de agradables, que por lo contrario serán muy difíciles de asumir. Desde lo esencial de la familia el hecho de trabajar, tener hijos, estudiar y encargarse de las cosas del hogar -cosa que conlleva en sí mismo un gran esfuerzo- se suman al compromiso de la familia de ser misionera, que la lleva a estar atenta a los signos de los tiempos en la cotidianeidad que siempre sorprende con situaciones nuevas...

El Señor nos anima: "No tengan miedo ni se acobarden", por eso nos impulsa su mismo Espíritu a la misión de anunciar el Evangelio en nuestra vida cotidiana, en el trabajo, en el barrio, a los amigos, y aún más lejos. Sabiendo que Jesús siempre estará con nosotros ¡pongámonos manos a la obra! Trabajemos por la paz, la justicia y el amor: animémonos a hacer presente el Reino de Dios. Ir al encuentro del otro es ir al encuentro de Dios, no me puedo encontrar con el Dios que no veo si no es por el camino del próximo que si veo. No puede crecer el amor en una familia si no se entregar a otros. Los otros son los que alimentarán nuestro amor familiar, que siempre será  experimentar la alegría de servir en gratuidad.
 Dios llama a cada uno desde la realidad que está
Tampoco es de esperar ser una familia perfecta para disponernos a la misión, porque «el que llama nos conoce» y es capaz de hacer el bien incluso a través de nuestras carencias. Lo que Dios nos pide es disponibilidad, porque la disponibilidad para el otro es el amor. Hay muchas personas individualmente que se agrupan para realizar un bien. No es fácil encontrar familias que juntas puedan comprometerse en una misión. La fuerza familiar sin duda que es mucho más fecunda que la individual. 
Y los hijos aunque sean pequeños parecerán en algún momento «un peso» en los que haceres, sin embargo su presencia ya es la opción fundamental de Dios: La vida. Invitamos a todos al discernimiento como familia, hará juntos comprometerse con la misión correspondiente, sin olvidar que Dios llama a cada uno desde la realidad que está, que en algunos casos pueda ser como familia de padres e hijos, o madre soltera, o divorciados y vueltos a casar, jóvenes, o mayores, intelectuales u obreros, con buena salud o con sus nanas... Dios es el que hace la misión solo necesita nuestra disponibilidad, y cuanto más débil es el misionero más se ve el amor de Dios. Lo decimos por experiencia. 
Adelante. Rossina y Diego

miércoles, 15 de octubre de 2014

LA VIDA ES UN GRAN VIAJE...

Una persona después de muchos años de trabajo y ahorro, realizó su viaje soñado. Recorrió las principales ciudades de Europa. Este individuo en sus andanzas sacó más de mil fotos. De regreso a nuestro país, lo esperaban los recibos de unas cuantas cuentas atrasadas…
Siendo un hombre bendecido con una gran inteligencia, se le ocurrió revelar las fotos y vendérselas a cada uno de su vecinos, según lo que él creía eran sus gustos. Y así lo hizo. A una vecina enamorada de los animales, le vendió una foto de una plaza de un barrio privado, presentada como muy segura, donde no está permitido entren emigrantes, donde la gente lleva a pasear sus mascotas. A un vecino gustoso del vino, le trajo una foto de una de las más antiguas bodegas del continente. Para un joven compañero de trabajo le comercializó una foto de unas mujeres con las cuales pasó un fin de semana. A un jubilado deseoso de la mano dura, le cobró sobre el precio una foto de la cámara de gas que asesinó a los judíos. Para una vecina le reservó una foto en el casino de un crucero y para otro un primer plano del estadio de fútbol del campeón del mundo. Al cura del pueblo le ofreció una foto de una grandiosa catedral revestida en oro y para un hombre político que se decía ateo le eligió una foto de un hogar de acogida de emigrantes, asiáticos, africanos, sirios…
A esta altura del año, dicho individuo ha logrado pagar sus deudas y ya ha comenzado a ahorrar para un nuevo viaje. Su destacada inteligencia y su gran capacidad de trabajo siempre le han permitido realizar lo que su EGO ha querido. En la chimenea de la estufa de su casa, que nunca se prende porque no hay tiempo de perder el tiempo con amigos, ha colocado una foto suya con un globo terráqueo en sus manos con un escrito: “A cada cual se le dará lo que ha amado”…
Este relato me ha hecho meditar sobre:
- ¿qué foto pondría si tuviera una chimenea en mi casa? 
También me pregunto:
- ¿qué foto me regalarían mis amigos que me conocen? 
Deseo encontrarme con cada uno de ellos para compartirles:
- ¿qué foto les regalaría después de un viaje?
Cada cual en la vida va invirtiendo su tiempo, según sus posibilidades, en aquello que ha puesto su corazón. Algunos llegarán al final de la vida con una realización personal exitosa. Otros que han apostado por caminar en la vida junto a otros, su corazón estará lleno de nombres. No faltarán los sepultados en cajones de oro y los que los más pobres y pecadores lo recuerden como a su madre.
“Al Cesar lo que es del Cesar
 y a Dios lo que es de Dios”.
 (Mateo 22, 15-21) 
En tiempos de Jesús el rey que se creía todopoderoso, capaz de alargar la vida o quitarla, había puesto en el dinero su imagen. Jesús fue la imagen de Dios entre nosotros y nos da la buena noticia de que cada uno de nosotros es creado a imagen y semejanza de Dios. Y así como hay monedas más o menos valorizadas, la buena noticia del evangelio nos dicen que las personas de mayor valor para Dios son: las más pequeñas, las más débiles, las más excluidas. Tener fe en Jesús no es decir Señor -Señor, sino que es dejar un lugar preferencial en nuestro corazón, en nuestro tiempo, en nuestra economía… para los que hoy más se asemejan a Él entre nosotros.
Nacho

miércoles, 8 de octubre de 2014

EL BANQUETE DEL TERCER DÍA

Cuentan los ancianos que la humanidad vivió tres días y dos noches.

El día primero fue de una alegre fiesta. Todos sentados en rueda comían, cantaban y bailaban debajo del gran árbol de la vida. Todo era abundante tanto para los hombres grandes y los hombres pequeños.

En la primera noche mientras todos dormían, un brujo tomó los alimentos y los instrumentos musicales  y los escondió en lo alto del gran árbol de la vida.

Al despertar el segundo día, todos los hombres sintieron hambre y no encontraron alimento. Entró la desconfianza de unos a otros. Los hombres más grandes por la gracia de su altura pudieron ver los alimentos escondidos en las ramas más altas del árbol. Pidieron ayuda a los más pequeños para lograr alcanzar lo que necesitaban. De manera organizada lograron el objetivo. Pero   los hombres que alcanzaron las alturas se sintieron dueños de todo tomando la mayor parte para sí  y compartiendo las migajas para los hombres de abajo.

Y pasó el segundo día con mucha desigualdad e injusticia. La segunda noche fue más oscura y más prolongada que la primera. Los hombres grandes habían crecido en tamaño e inteligencia y ya lograban alcanzar los alimentos sin necesidad de los hombres pequeños. Dicen que así nació la guerra. Los pequeños luchaban para obtener lo que les correspondía y los grandes luchaban para defender lo acumulado. Un grupo de hombres pequeños, algunos hombres grandes, hicieron memoria de aquel día primero, y comenzaron a compartir el trabajo y la fiesta nuevamente. 

Misteriosamente fueron haciendo que amaneciera el tercer día. Cuando los rayos solares alumbraban por igual a todos los hombres  se escuchó una voz que invitó al banquete del tercer día.
Algunos hombres grandes e inteligentes, muy atareados en el esfuerzo de lograr bienes materiales y defenderlos se negaron a la participación de la fiesta para todos. El grupo que trabajaba junto desde el amanecer, se ofreció para servir el banquete final. Y muchos hombres pequeños tuvieron que ser buscados e integrados, ya que no sabían de la fiesta o no se sentían dignos de participar en ella.

Cuentan los ancianos que el tercer día ya no tuvo noche siguiente. Rebosando las mesas con la mejor música, el banquete se hizo eterno...
*De forma circular 
cada uno va diciendo su opinión mirando la realidad actual 
¿En qué etapa   de la narración 
piensa que hoy estamos como humanidad?

*Después que expresaron todo su parecer
 hacemos una vuelta a la inversa pasando la palabra
 donde cada uno dice 
¿Con cuál grupo de personas se identifica y por qué?

*Todos juntos podemos reflexionar 
sobre alguna cosa concreta que se está haciendo o se puede hacer 
y que hay que apoyarla para que el tercer día siga naciendo.

*Oraciones espontáneas 
de agradecimiento, de pedido hacía el dueño de la vida.
 Respondemos todos juntos 
"Escúchanos señor de la vida eterna" o
 "Te damos gracias Señor de la vida eterna". 
terminando en rueda con un padre nuestro y el saludo de la Paz.
Nacho