lunes, 31 de agosto de 2015

VICTOR GANDARO

"A quien le gusta la plata que no se meta en política...
 el político tiene que vivir como la mayoría de su pueblo...”
Recuerdo que en los ejercicios espirituales el Amigo Víctor comentaba las palabras del presidente del momento Mujica, y decía:
“lo mismo nos dice Jesús hace 2.000 años, 
no se puede adorar Dios y al dinero", 
y subrayaba,
“le pido la gracia a Dios de mantenerme sencillo con alegría”
Agregando, 
“después de haber compartido con el Santo Padre Cacho Alonso
 uno se siente fortalecido en este camino”.

Nuestro Amigo Víctor Gándaro, este domingo pasado, por la tarde, regresó en su bicicleta después de haber participado en la Misa de la capilla. Se acostó para descansar un poco. Cuando su familia lo llamó para que comiera algo, lo encontraron ya sin vida.

Diacono permanente, que eligió una vida sencilla, amo a los sencillos, predico con su vida y palabra la alegría de seguir a Jesús con sencillez.

En los diálogos con el siempre estaban presente los enfermos, las dificultades de los vecinos, del país y del mundo. Generalmente su mirada era con esperanza, de que la situación iba a mejorar. Sin mucho ruido como un vecino mas, tenía una mirada profética, sabiendo que el mal tenía sus raíces en los poderes y poderosos que manejaban a los que cometían los delitos o sufrían enfermedades. Decía:
 “los drogadictos, los fumadores, los alcohólicos
 enriquecen a los narcos y empresarios… 
los que difícilmente van a la cárcel”.
Era parte del medio de comunicación Tribuna Popular. Junto a Roberto eran lectores y repartidores del semanario en Treinta y Tres.
Era hijo, soñaba y apostaba por una iglesia sencilla y comunitaria con lugar para todos, centrada en Jesús y la solidaridad. La catequesis, las comunidades de base, la pertenencia a una capilla, el bautismo, las celebraciones de la palabra, la eucaristía, la reconciliación, eran su fuente y su propuesta. Desde el ejercicio de su Diaconado, su ser esposo de Teresa, padre de Jimena y amigo de todos nosotros.


Para el su esposa e hija estaban en manos de Dios y de la comunidad, 
“señor tu me pides que me encargue de tus cosas, 
de tu pueblo, 
estoy plenamente confiado 
en que te encargaras de mi Teresa y Jimena”. 

Estaba muy agradecido a la comunidad a las hermanas Doroteas y Salesianas que lo habían ayudado mucho para llevar adelante a su cálido y sencillo hogar. También tenía muy presente a los sacerdotes, a los obispos y los compañeros Diáconos en su acción de gracias.

Se nos va despacito en bicicleta, sin irse, porque ahora sí que estará perfectamente entre nosotros, acompañándonos a que nos encontremos entre nosotros y con el Dios de Jesús.
Como testigo de sus confesiones, puedo afirmar que era una persona que deseaba tener un corazón limpio y deseaba eso para todos los demás. Con una fe profunda en que Jesús con su infinita misericordia podía hacer ese milagro en cada uno de nosotros, si nos encontrábamos con él con humildad.
Nacho

sábado, 29 de agosto de 2015

VIAJE AL CERRO DE MONTEVIDEO

ENCUENTROS-VIAJES Y PUENTES
 En cada Encuentro se teje un puente, una relación.
 En cada mirada, palabra, escucha, gesto, el hilo del Encuentro
 tendrá la profundidad de a donde cada uno haya llegado.
 El mayor encuentro con uno mismo, 
mayor profundidad con el otro.
 Y el otro según desde donde se relaciona
 también depende a donde nos llega.

En cada viaje se tienden puentes de Encuentros. 
En cada mirada, palabra, escucha, 
gesto se van dando las distintas relaciones con mayor o menor profundidad.
 Un amigo decía:
 " El viaje será como es tu vida"
Si nuestra vida cotidiana es de  encuentros, 
el viaje lo será.
Si nuestra vida personal es de ...el viaje igualmente lo será así. 
La Tierra es redonda
 y nos encontramos con lo que vamos desarrollando dentro nuestro.
 Si queremos un buen viaje tenemos que procurar un buen vivir.
 Si queremos profundos encuentros 
tenemos que profundizar en nosotros mismos.
VIAJE AL CERRO DE MONTEVIDEO
Partimos hoy jueves a la noche desde Río Branco. Después de la misa un viaje con mi madre casi en silencio., bajo el cielo estrellado y luna llena. Es una gracia tener compañía que a su tiempo gustamos ambos de la palabra o el silencio
La misa fue con el grupo de catequesis familiar. Los catequistas procuraron la participación. Intenté mediar para que se encontraran entre i fraternalmente y con Jesús amigo misericordioso.
Rodrigo, Bárbara, Stella, Margarita, Muñeca, Elvira fueron invitados y estuvieron. Son encuentros frutos de otros encuentros y que nos preparan para un modo distinto de viajar...también a mi.    
Esto lo escribo en la terminal de Melo que es comienzo del viaje en ómnibus hacia Montevideo. Es duro el ambiente, miseria de la droga, prostitución...son jóvenes y adolescentes. La tele acompaña con una película de terror. La ventita aporta cigarros y latitas .Y uno acá viniendo y yendo a otro lugar.

FOTOS DEL DÍA
Al final del día me quedan tres fotos de esta punta del puente: Primera el niño más pequeño en la misa invitado al altar como signo de que Dios invita a los más pequeños a acercarse a él. Segunda: Bárbara y Rodrigo los más pequeños que comulgaron haciéndole llegar la comunión a los demás como signo de que Dios elige a los más pequeños para dilatar su reino. Tercera   aquí en la terminal la mirada de una chica que está en frente a mi con su pareja con su celular, él está muy mal , ella con los ojos entreabiertos cada tanto nos encontramos mirándonos...Solo deseo que encuentre en mi mirada lo que he encontrado. Hoy entiendo a María Magdalena y al joven rico del evangelio , esta chica que está delante de mi  está dispuesta a dejarlo todo por alguien aunque sin duda tendría que escapar de quienes la poseen. En cambio no se si otros que parecemos más libres   estamos dispuestos a dejarlo todo...

Pling. Se terminaron las miradas el policía comunitario se acercó a mi es mi amigo... Ella y él los jóvenes se levantaron y se fueron. Saben que no pueden estar mucho tiempo dentro de la terminal. Mi amigo me cuenta que acá vienen porque tienen las tres cosas que necesitan: aire acondicionado, baño y señal de internet.  
Estamos en el ómnibus, me saco la campera tenemos aire acondicionado, mi compañero de asiento se conecta a internet y ambos estamos tranquilos porque tenemos baño. Nosotros lo pagamos, ella y él los jóvenes lo mendigaban en la terminal  parecíamos tan distintos y todo queríamos las tres mismas cosas. Los que tenemos para pagar no viajaríamos por este medio si hoy no hubiese aire acondicionado, baño y señal. ¿Por que nos enojamos cuando alguien mendiga lo que nosotros exigimos pagando?  ¿ Por qué os enojamos cuando alguien nos roba para comprar lo que nosotros compramos?
PARÁBOLA DE LOS TALENTOS
No queriendo decirlo todo algo más me habló en esta noche en la terminal, se trata de una mujer embarazada alcoholizada ¿Por que a mi me tocó nacer en otro vientre?¿ Por bueno?. Jesús es clarísimo: A ese niño cuando nazca, si nace y crece se le pedirá solamente dos y a mi quizás se me esté pidiendo diez.  Ante Dios no somos todos iguales  por eso a veces sacamos al verdadero Dios de la historia y juzgamos a todos con la misma ley...Al que nació en un vientre y al que nació en otro. Al que tiene para comprar y al que no tiene. Si en la vida cotidiana nos encontramos con Dios viajaremos con él, entonces la María Magdalena puede llegar a ser la primera y el joven rico el amarrado  
TERMINAL DE MONTEVIDEO
Aire acondicionado buenos baños muchos conectados en la señal de internet , todo más iluminado, más limpio y limpiado, hay gente que no tiene lugar en este lado. La gente es otra, la mendicidad es otra, el consumo es otro. Aquí y allá Coca cola y Mc Donals para unos y otros. La tele es fútbol y noticieros, la gente lee libros, diarios y celulares.  Que distinta la terminal de mi pueblo con la terminal de la Capital.
CAMINO AL CERRO
Me pongo en camino por dieciocho de Julio en búsqueda del libro "Volver a Jesús". Se que mi amigo me espera y camino lento para no llegar agitado y con amistad con el tiempo. A mitad de mañana ya estaba en el Cerro. Mi amigo Roberto después del abrazo de bienvenida preparó el mate  y  se dio el encuentro bien pero bien de adentro. Al mediodía Teodora, su mamá nos llamó para compartir las milanesas. Es una gracia encontrarse con una mujer de fe.
Prosiguió una siesta, otro mate y a esperar la misa de la tardecita. Los mayores fueron los primeros en llegar. Los que siempre están en las buenas y en las difíciles. Se sumó una bandada de colibrí. El canto, la presentación, llenaron la copa que recibiría el perdón y la alegría. La palabra bíblica nos presentaba la escandalosa vida de Jesús preocupado por curar, limpiar y desarrollar el corazón de las personas , dejando en segundo lugar todo lo demás. El pan casero   fue el instrumento para que cada uno sacara desde muy dentro sus muertes familiares, de amistad, de amores, económicas, y de seres queridos.

 El espíritu Santo transformó el vino y el pan en la sangre y el cuerpo de Jesús resucitando todo lo que habíamos puesto en él incluyendo la vida del Chileno. Misteriosamente se creó un clima de fiesta donde las palabras entrecortadas, las lágrimas, los abrazos, la acción de gracias, el diálogo, estaba inundado de alegría y esperanza. Una vez más Dios Padre nuestro  se manifestó en el cielo y en la tierra, un nuevo signo del anticipo de lo que será la vida eterna. El viaje continuó y se siguieron dando los encuentros en familia, entre amigos y en soledad muy desde dentro.  

Esta narración de alguna manera es parte de sentirnos compañeros del gran viaje de la vida con ustedes lectores también
Nacho

DÁNDOLE FORMA AL CORAZÓN

Era una tarde de invierno, estábamos todos reunidos junto a la estufa a leña. Se escuchaba el viento y la lluvia desde fuera. ¿Qué mejor día para un mate con tortas fritas? El ambiente estaba animado. Unos preparaban la masa y otros fritaban.

Los más pequeños armaron su espacio de juego. Entre ellos algunos con un pedacito de masa hacían tortas artesanas. Uno de los más grandes propuso hacer muñequitos. Y fueron naciendo algunos más gorditos y otros de brazos largoooos.

Cada cual dedicaba mayor tiempo a lo que le parecía más importante. Los más grandes se preocupaban bastante por las proporciones de los distintos miembros del cuerpo y su cara. Otros le agregaban a su muñeco, un auto, un caballo, una casa…

Los adultos entre mate, charla y guitarra, hacían fiesta a cada uno de las creaciones presentadas. Todas iban siendo colocadas en la mesita central, acompañadas de elogios y aplausos.

Cuando terminaron todos, una niña seguía con su pedazo de maza, amasándola. Esto despertó curiosidad. Le pidieron que se apurara a presentar su creación. Entonces la niña puso sobre la mesa algo que no tenia forma apreciable.

Los adultos conteniendo la risa hicieron silencio. Hasta que uno se animó a preguntar que expresaba aquella masa bien amasada, que no podían identificar su forma. La niña dejo salir del más hondo un suspiro, expresión de insatisfacción con los adultos. Mirando a los ojos a cada uno les dijo: ¡¡¡ no se dan cuenta que esto es el corazón de mi creación!!!

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos… Preguntaron a Jesús: «¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?»

Él les contestó: …«Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos. Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.»

Entonces llamó de nuevo a la gente y les dijo: «Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro.»

Marcos (7,1-8.14-15.21-23)

El mundo de hoy evalúa a la personas por su exterioridad, por su cuerpo, su vestir, inteligencia, sus marcas, sus cosas materiales, sus viajes y logros… y todo esto a veces lo ponemos en manos de algún dios para que lo haga mejor.

La pregunta que nos hace Jesús es:


¿Cuánto tiempo dedicamos a nuestra interioridad y a la de los demás?

domingo, 23 de agosto de 2015

Fazenda en Betania de Melo

                           
De emocionarme hasta los huesos en la inauguración de la Fazenda de la Esperanza-femenina, hasta vibrar en cada inspiración. Las lágrimas querían salir y las sostuve…Igual se me escaparon algunas.
Lo nombré. Me sentí conmovida. Me conmovió la alegría en el dolor. Alegría de tantas personas que han sido curadas, de otras que están en proceso y de las que se curarán  o ayudarán a curarse.
Me conmovió que exista este tipo de familia…

Conmovida  además  por los testimonios de:
*Shanaina (De hablar de la misericordia de Dios, de que sufrió  por ser abusada y consumidora…Del milagro de estar viva y bien y ayudando aquí.)
*Yamandú: (De su recuperación creyendo en los valores y en el Amor…porque no le entran lo el lado de Jesús, decía).
*El muchacho que está en servicio en las Canteras de Córdoba, cuando agradeció al P. David y cuando dijo que su abuela (que estaba ahí) siempre  lo acompañó.
*Miguel: Su simplicidad, su suavidad y su gesto de agradecimiento a Beto por haberlo acompañado en una crisis que vivió y de la que salió adelante.

Me conmovió Beto porque lo vi emocionado, al igual que los rostros de las personas de ambas fazendas: femenina y masculina…Rostros en búsqueda de bien, de liberación,  de dolor pero con esperanza.

Me conmovió el lugar, personas de toda la diócesis integrada, apoyando gustosamente esta obra.
Me conmovió la  fraternidad de la mesa  solidaria y compartida.
En un momento tuve la sensación de estar viviendo el cielo en la Tierra, pero no de palabras  sino de presencias y de hechos reales.
Y me conmoví porque estoy convencida  de que hay muchísimo bien  en la humanidad.
El bien es grandísimo aunque el mal a veces pise fuerte, pero siempre habrá alguna luz brillando en la oscuridad.
                                                                                       María Noble

jueves, 20 de agosto de 2015

« NO PONGAS LA CARRETA DELANTE DE LOS BUEYES »


Esta sabiduría popular puede ser aplicada en referencia a muchas cosas, entre ellas nos puede servir para acompañarnos a profundizar sobre la Espiritualidad Cristiana. Según la antropología revelada por Jesús somos carne y espíritu. Y tiene tanto valor para Dios uno como el otro.

La pregunta es ¿cuál de estos dos ponemos como buey y cuál como carreta? Es muy diferente ser movido por uno que por el otro. Y el Cristianismo tiene una posición clara: “El espíritu debe mover la carne”

De la misma manera nos deja bien claro que el seguimiento de Jesús pasa por buscar “escuchar y realizar la voluntad del Padre Dios”. Contrario a lo que muchas veces hacemos (de poner la carreta delante de los bueyes) y pedirle a Dios que realice nuestra voluntad.

El desarrollo de una vida espiritual cristiana necesita de tiempo, como cualquier otro crecimiento. Tiempo para dialogar con Dios personalmente, en comunidad y en el mundo. Crecer en el Espíritu exige tiempos de silencio, oración, reflexión, poda, abonado, de contemplación y dialogo.

El crecer en Espíritu, el crecer en el conocimiento de la voluntad del Padre Dios, pasa por una profunda escucha; y para escuchar bien, necesitamos detenernos y hacer silencio, masticar, saborear, confrontar...

El hombre movido por la carne, el que se cree Dios y le quiere dar órdenes a Dios para que realice sus proyectos, generalmente “no tiene tiempo y no tiene amistad con el silencio”. Por lo tanto tampoco tiene una adecuada relación y diálogo con los demás hombres.

Si queremos crecer espiritualmente, tenemos que dedicarle tiempo al crecimiento del “buey- espíritu”, sin descuidar el cuidado de la “carreta-carne”. Necesitamos tiempos de silencio, oración y buen diálogo.

Si queremos ser realmente hijos de Dios, en nuestra libertad debemos elegir, buscar la voluntad de Dios Padre- Madre nuestra. Estando dispuestos a dejar nuestros proyectos personales, para realizar el proyecto de Dios.

Esto ha sido muy duro a lo largo de la historia para los que han querido realmente seguir a Jesús. Él mismo nos pregunta hoy si queremos seguirlo o no, aceptándolo como Buey, como Padre, como guía, como camino, como verdad, que da dirección a nuestra vida, como hijos pequeños.
Juan ( 6, 60 - 69 )
Nacho

miércoles, 19 de agosto de 2015

HAY QUE CELEBRAR EL CAMINO… COMPARTIÉNDOLO

Ayer 18 de agosto celebramos los 19 años de la ordenación sacerdotal. Cuando pasan los años parece que los saludos tienen un valor más profundo. Gracias. 
Quizás por conocer bien el recorrido, y recordar  tiempos de sol y de los otros…

Hoy 19, me tome un buen tiempo para recordar el camino hasta el 96, donde llegamos con 31 años. Recordar ese mismo día de la celebración en el Teatro de Verano de Melo, el templo del carnaval, rodeado de la pista de ciclismo donde ganamos el campeonato de barrio con 15 años, en plena adolescencia peinado con gomina y deseoso de fama...

Muchas anécdotas con algunos de ustedes hemos compartido, quizás algunos de los signos más visibles de la presencia de Dios en ese día: el día de sol en pleno invierno, las distintas presencias de distintos lugares:
                            La Cruz de Carrasco, San Jacinto, el vino de los franciscanos de Chile, las medias de los Mapuches Argentinos, la camiseta de Brasil, encontrándose con los ciclistas, el candombe y cada una de las presencias de las cuales cuando miro alguna foto me sigue alimentando su cariño, sin olvidar el niñito de pies descalzo, el amigo de mi amigo vendedor de alfajores…

Pero hoy en especial recordaba el “día después”, el lunes 19 del 96. Vine a este lugar donde desde hace un buen tiempo nos han sembrado: Río Branco. Acá vivía mi padre con su última compañera. Si bien intente siempre que mis padres fueran mis padres, mas allá de la relación que ellos tuvieron “rota hacía mucho tiempo”, es verdad que los hijos no podemos ser indiferentes a lo de nuestros padres…

Esa rotura existió y existirá en mí… Pero lo bello de ese día después de la ordenación, fue el encuentro con la compañera de mi padre, con la cual teníamos una relación normal. La alegría fue escuchar que ella había ido a la celebración. Si bien yo la había invitado, me alegro que realmente sintiera que había lugar también para ella. Estaba feliz. Recuerdo que mi foto del día fue escuchar mis sentimientos y sentir profundamente la alegría en comunión con ella. Fue un día de gracia, fue como sentir que unos a otros nos perdonábamos…

Hoy 19, un día después de aquel inicio, fruto de un largo camino, hoy 19 después de aquella profunda experiencia de Misericordia, hoy fue un día que necesite de ella. He recurrido a la infinita misericordia de Dios muchas veces, y con los años en mi caso he necesitado de ser recibido en un corazón cada vez mayor, y encontrar companias , que con su escucha, palabras y abrazos me trasmitieran esa misericordia.

Hoy miércoles, el tiempo estaba nublado, y fue realmente duro, escuchar el dolor hacia la Iglesia a la cual pertenecemos sobre el tema de  pedofilia. Escucharlo de parte de una persona dañada. Un Amigo

No es fácil hablar de esto buscando la justicia y la misericordia. A mi amigo le hizo mucho bien compartirlo, así me lo dijo, creyendo que este mal ha dañado a tantos justamente por querer silenciarlo. Y que era bueno que lo habláramos, para compartir con otros dañados "que es posible cicatrizar esta herida"...

Primero hablamos de los responsables y nos pareció, que solo la cárcel el juicio, o solo la misericordia de una confesión, no alcanzan por separados ni juntas. Junto a la justicia y la misericordia, hoy en día tenemos que hacer parte a ese Dios que trabaja a través de las distintas ciencias y centros para enfermos de esto…

Sobre las víctimas, algunas quizás andan muy heridas hiriendo… otras con la herida oculta sangrando… otros cicatrizados por una experiencia de amor en familia, por una vivencia religiosa…

Que distinto es salir a la calle después que alguien te hace llegar a lo más hondo de sí mismo, y toca lo más hondo  de nosotros mismo, porque soy y me siento parte de esa iglesia. Como también es lindo, escuchar a esta persona que hoy se dice no creyente, muy agradecida a Francisco el nuevo papa…

Aclaro por las dudas, que no fue un dialogo en confesión, mi amigo no cree en ese sacramento, tiene muy mala experiencia, fue solamente un dialogo entre amigos, de esos que se dan a veces con unas copas de más, que baja las defensas, yo no tome porque andaba manejando,  éramos cinco. Estoy seguro que no fue un cuento de borracho, solo había una cerveza de litro, por las dudas aclaro.

Ahora si me confieso, porque si creo y vivo el sacramento en lo personal con algún sacerdote de confianza, con amigos y a veces como en este caso en comunidad.

Confieso que salí a la calle por una lado sintiéndome parte, porque así como dicen los maestros “cuando tocan a una nos tocan a todas y hacen paro”, también es vedad que: “cuando uno de nosotros se equivoca nos equivocamos todo el grupo, en este caso los sacerdotes, la iglesia y tendríamos que responsabilizarnos todos, de lo hecho por uno de los nuestros”.

Por otra parte me sentí fortalecido por este amigo “que está de pie” después de lo sufrido. Un hombre sin odio, con cicatrices, pero lleno de Amor a su familia, Amor a sus hijos, Amor a su trabajo, Amor a su compromiso político. Quisiera que vieran cuando los gurises llegaron de la escuela, con que cariño y con qué dialogo los recibió a sus hijos… “Donde abundo el dolor puede abundar el Amor”… o el odio.

También San Pablo dice por su experiencia personal, y también lo digo desde mi experiencia: “donde abundo el pecado puede abundar la gracia”. No como algo mágico, sino por el camino de la verdad, justicia, misericordia, ayuda de Dios por medio de las ciencias y Amigos…

Bueno, así llegamos, a los 50 años, a los 19, con las puertas abiertas… donde algunos amigos conocen las cicatrices, las rajaduras de mi casa, el lugar donde cada tanto hay que poner el balde porque se llueve…
Y esa misma puerta abierta, me hace más sensible, más abierto a que entren a mi corazón con sus heridas sangrando o cicatrizadas. Hoy por ejemplo me dolió muchísimo la renuncia de Richar Red, el gremialista, para mí era mi referente en ese campo, y me dolió cuando un periodista le pregunto si no sería “oportunismo político”, su minuto de silencio me saco lagrimas,  porque creo que es un hombre que a buscado el bien y que lo sigue buscando…
 Pero también fue un día de mucho sol, en el pasaje por la Facenda, (lugar para recuperar adictas) compartir el mate, abrazos, cocina y pintada… me hizo mucho ver tanto cariño puesto en la preparación a la inaguración del sábado próximo. Entre ellas estaban las “ex” y las voluntarias.

Con la gracia de conocer a la fundadora, una mujer sencillamente humana, dispuesta, esperanzadora, con dudas, preocupaciones… mucha confianza en Dios y en cada una de las ex y de las que van llegando con caidas realmente duras… Una mujer que refleja a Dios.

Algo que me dijo fue: “me decían que los uruguayos no eran muy religiosos... creo que no son muy de misas, pero si expresan la religiosidad a través de la solidaridad”. Ella es Brasilera, está en mi pueblo de nacimiento, realmente “una persona de Dios ve lo que otros no ven”.

Bueno, ustedes son parte de mi vida, del sacerdocio recibido, por eso se me inspiro compartir algunas “fotos del día”, acompañadas de la alegría, de pasar por Sarandí de Barceló donde sueñan y preparar una misa un encuentro criollo, con caballería gaucha para dentro de nueve meses…

Con la alegría de estar viajando con Cloe y Gilberto, dos colibríes hacia Ecuador, con los sueños y expectativas que trasmiten vida, despiertan sueños. Con la alegría de saber que hubo una familia y otras que los enviaron y que van con ellos… por allá los esperan también de Bolivia…

Con la alegría de que el 28 de este, nos recontramos por el Cerro de Montevideo, con algunos de ustedes, y en octubre quizás por Córdova y en noviembre junto a los hermanos Valdense en Nueva Helvecia, yendo en setiembre otros de los nuestros a Bolivia…

Con la alegría, de estar junto al fuego encendido, junto a mi mama, que hoy está muy contenta, una gracia de Dios esta compania, y me invita a mirar el informativo, recordándome lo que escuche y me quedo del viaje por florida “en este tiempo no se puede escuchar  a Dios, si no se escucha las múltiples voces de nuestro tiempo” Carlos Schikendantz.

Con la alegría de haber estado presente en el primer casamiento por el civil que he ido, de Victoria y Gonzalo, sin saber muy bien porque estuve… con la alegría de haber podido ser parte de los 30 años de las hermanas Doroteas…  con la alegría de este medio de comunicación que lo creo Erik, y que en lo personal me acompaño tanto en Bolivia y me sigue acompañando, complementando los encuentros y la oración…
Hoy entiendo porque Francisco termina diciendo “recen por mi”… hoy me siento igual “recen por mi”… Nacho

viernes, 14 de agosto de 2015

ANTE UN NIÑO ¿BUSCO AMAR O SER AMADO?

   
Cuando los niños pequeños utilizan insultos antes de los 2 o 3 años, usualmente solo están repitiendo lo que han escuchado. Para evitar que los niños insulten, la mejor estrategia es no insultar. Si los niños no están expuestos a  groserías, no la usarán. 

Aunque la televisión, los dibujos animados y el mundo entero están llenos de insultos, los niños tienen más probabilidades de asumirla con los adultos que están en casa. Hacerle fiesta a un niño cuando dice o hace una grosería, es la manera más incorrecta de corregirlo.

Generalmente los niños revelan lo que hay dentro de los adultos que están en su casa. Los niños captan lo dicho y lo ocultado. Si queremos niños más sanos debemos trabajar para sanarnos como adultos. Muchos padres o educadores desean que los niños sean mejores que ellos, lo que es un buen deseo muchas veces no es posible, porque directa o indirectamente le estamos transmitiendo al niño nuestras heridas. 

En tiempos donde se trabaja mucho para poder comprarles y comprarnos lo que no tuvimos, sería bueno dedicar un buen tiempo a trabajar en nosotros mismos para sanarnos y dar lo mejor de sí. 

Reitero, el mejor regalo para un niño es “mejorarnos”. Y quizás que los niños vean en nosotros los adultos un proceso de cambio, de ser mejores, de perdonar, perdonarnos, de aceptar, aceptándonos, de saber convivir y edificar en las diferencia, quizás esa sea la perla de la educación: “es posible ser mejor, porque tú has visto que voy mejorando”. 

Sin olvidar la convivencia con el error, ya que la educación perfeccionista, puritana, moralista, elitista… es la que más destroza las personalidades, porque nadie es perfecto ni encontrará a nadie en estado de perfección, entonces se da la decepción o el disfraz.

Quizás una pregunta clave ante un niño es ¿quiero lo mejor para él o estoy buscando que me quiera? Hay veces que se nos plantea el conflicto: si corregimos, si ponemos límites, si decimos NO, el niño no nos va a querer... Entonces ahí tenemos que decidir: si nos centramos en nosotros mismos o realizar y decir lo que creemos es mejor para el niño, aunque él no lo entienda en ese momento. 

Todo lo que se hizo con amor y por amor, aunque no siempre sea entendido como lo mejor, con el tiempo el niño lo recordara con cariño, aunque haya sido una penitencia… Los niños no están para llenar nuestro vacío de amor, están para ser educados, amados. Y quien realmente siembra amor, desinteresadamente, porque así es el verdadero amor, verá con el tiempo verter de su interior el verdadero amor… aunque esté solo

FELIZ DIA DEL NIÑO PARA TOD@S ,
 HACIENDO UN POCO MAS FELIZ AL NIÑO
QUE LLEVAMOS DENTRO
 PARA ACOMPAÑAR EN EL CRECIMIENTO
DE  L@S DEMAS NIÑ@S
Nacho

jueves, 13 de agosto de 2015

Jesús y sus servidoras y servidores, siguen con “su humilde puestito”

En las andanzas por la Capital, me encontré con un niño muy triste. La razón era que sus padres ese domingo no lo habían llevado a Shopping… sin embargo, su hermano mayor estaba feliz. Había logrado que le compraran unos coloridos championes de marca.

Entonces para un niño la infelicidad esta en no poder ir a consumir a un lugar. Y para el joven la felicidad esta en haber logrado consumir la marca de moda. Por supuesto que en ambos están incluidos sus padres, abuelos y educadores. Esto son los templos, los dioses de la “ideología capitalista del consumismo”, que ofrecen felicidad, bienestar y esto es muy redituable para algunos.

Hace más de dos mil años, dijo Jesús a la gente: 
«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; 
el que coma de este pan vivirá para siempre. 
Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»
En aquella sociedad de la grandeza del Templo de Jerusalén con sus sacerdotes, liturgias, ofrendas, leyes y promesas, con la grandeza del Imperio Romano con su poderoso ejército, con un rey que debía ser adorado como dios y los diversos circos festivos… en ese contexto Jesús, un humilde obrero, que se dice hijo de Dios, toma los elementos más comunes de la mesa de su cultura “el pan y el vino” y quiere quedar ahí cuando estos se ofrecen a Dios y se los comparte.

Ante todo, este Pan es alimento de Misericordia para levantarse y seguir creyendo en sí mismo, en todo hombre, en la vida, en la historia... en Dios. Jesús no se impuso, ni buscó lugares de poder, ni grandes medios económicos para transmitir la Buena Noticia, su propuesta de salvación. Simplemente en el supermercado de ofertas armó “su puestito”, no en los locales principales, sino en las periferias y ahí se ofreció para quien quiera seguirlo

Muchos que se han encontrado con Él a lo lago de la historia, anduvieron detrás de otros dioses, consumieron otras ofertas de felicidad, y ante la insatisfacción, la caída o el vacío, se encontraron con este tal Jesús.

Es doloroso, pero real, que desde el comienzo algunos que se creían cercanos a Jesús, lo quisieron envolver en papeles legales, moralistas, de purezas, rituales y también económicos, que excluían a los más empobrecidos y heridos.

“El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna 
y yo lo resucitaré en el último día”. 
Jesús se las ingenia para seguir naciendo en los “pesebres”
 de ayer, de hoy y de siempre,
 habitando en “las galileas geográficas y existenciales”,
 en las “comunidades inclusivas que se reúnen y sirven en su nombre”,
 en “toda persona y organización de buena voluntad
 que intenta un mundo mejor, un buen vivir sin excluidos”.

Jesús y sus servidoras y servidores, siguen con “su humilde puestito” en la gran feria de ofertas religiosas, espirituales, de felicidad y de vida. Y siguen acercándose a él pequeños y mayores por medio del Bautismo, por medio de compartir el pan material, del saber, de las ciencias, de los afectos y de la Fe. Siguen acercándose a Él aquellos que lo habían dejado, los que nunca lo habían conocido, los que no dicen su nombre, acercándose en el servicio con amor, a los más débiles.
( San Juan 6, 51-58)
Nacho

miércoles, 12 de agosto de 2015

Frai Beto, una mirada politica y religiosa de Brasil

 'No íntimo, eu temo que a presidente Dilma renuncie'



Folha - Estão convocando mais uma manifestação contra Dilma para o dia 16. A principal pauta, ou uma das principais, é o impeachment de Dilma. O que acha?

Frei Betto - Eu acho que manifestação é sinal da democracia. Pena que a esquerda aprenda com a direita algumas coisas ruins que a direita faz. Deveria aprender as coisas boas –as poucas coisas boas– que a direita faz. Como convocar manifestações para domingo, não para o dia de semana, o que a esquerda tem feito [uma outra manifestação, com apoio do PT, deve ocorrer no dia 20, uma quinta]. Dia de semana? Uma burrice. Atrapalhando o trânsito, como naquela música do Chico Buarque. Não tem sentido, né? Faz no domingo, não tem escola, as pessoas podem sair de casa, estão disponíveis. Pena que a esquerda não aprenda com a direita as coisas boas.
E o impeachment? Olha, a minha pergunta íntima hoje não é o impeachment. Eu acho que democracia brasileira está consolidada, não há motivo para impeachment. A minha pergunta é outra. É se a Dilma, pessoalmente, aguenta três anos pela frente. Eu temo que ela renuncie.
O senhor tem algum sinal disso? Não. É puramente subjetivo. Mas temo que ela renuncie. Ou ela tem
uma mudança de rota ou eu me pergunto se ela vai aguentar o baque psicológico de três anos e meio [pela frente] com menos de 10% de aprovação, com 71% dizendo que o governo é ruim ou péssimo. Isso é um sinal de que você não está agradando nada. Não adianta fazer cara de paisagem. Alguma coisa tem de ser feita. Ou ela dá uma mudança de rota, muda a receita do ajuste etc., ou ela pega a caneta e fala "vou pra casa, não dou conta". Eu tenho esse temor.
Há um relato, publicado anos atrás pelo jornal "Valor", de que no auge da crise do mensalão, em 2005, a Dilma, ministra da Casa Civil, teria sugerido ao Lula que renunciasse. Eu não acredito nisso. Até porque o Lula saiu com 87% de aprovação.
Depois, né? Naquele instante, quando Duda Mendonça foi à CPI dizer que tinha sido remunerado no exterior com dinheiro de caixa dois do PT, ninguém imaginava que o Lula iria recuperar a popularidade do jeito que recuperou. É... Se isso é verdade [a sugestão de Dilma para Lula renunciar], reforça o meu receio.
No cenário atual, que combina crise política com estagnação econômica, denúncias de corrupção e baixa popularidade de Dilma, o que mais atormenta o senhor? O Brasil está vivendo uma notória insatisfação, não só com o governo. Insatisfação com a falta de utopias, de perspectivas históricas, de ideologias libertárias. Desde 2013, quando houve aquela grande manifestação atípica. Porque não houve nenhum partido, nenhuma liderança, nenhum discurso [em junho de 2013]. E foi uma enorme manifestação em que as pessoas protestavam, havia protesto, mas não havia proposta. Isso chamou muito a minha atenção. E quando –isso é até terapêutico– a gente entra em amargura e não vê solução, não vê saída, a gente não consegue equacionar racionalmente o que está vivendo. Não consegue buscar as causas e as perspectivas. Fica tudo no emocional. Eu tenho dito a amigos que a minha geração viveu grandes divergências políticas na ditadura, mesmo entre a esquerda, divisão se siglas de A a Z. Mas o debate era racional. Debatia-se em cima de projetos, programas, perspectivas históricas. Hoje, o debate é emocional. É como briga de casal em que o amor acabou. Equivale a acelerar o carro no atoleiro de lama: quanto mais acelera, mais se afunda na lama. Estamos vivendo isso.
E o governo? O governo, que eu considero o melhor de nossa história republicana –os dois do Lula e o primeiro da Dilma– teve grandes méritos, como a inclusão econômica de 45 milhões de brasileiros; e teve grandes equívocos, como a não inclusão política. Ao contrário do que a Europa fez no começo do século 20, o governo do PT propiciou, ao conjunto da população brasileira, acesso aos bens pessoais, quando deveria ter iniciado pelo acesso aos bens sociais. A metáfora que utilizo é o barraco da favela. Ali dentro a família tem computador, celular, toda a linha branca, fogão, geladeira, micro-ondas, e, no pé do morro, tem um carrinho, devido à facilidade do crédito. Mas a família está na favela. Não tem saneamento, não tem moradia, não tem transporte, não tem saúde, não tem educação, não tem segurança. Resultado: criou-se uma nação de consumistas, não de cidadãos.
O senhor falou em melhor governo da história republicana e mencionou os dois mandatos do Lula e o primeiro da Dilma. E o segundo da Dilma? Esse segundo, até agora, eu não tenho nenhuma notícia boa para dar. Eu não sei o que de positivo a Dilma fez de janeiro para cá. Gostaria que alguém dissesse. O ajuste é necessário? É necessário. Mas o ônus é só sobre o trabalhador. E fica a dúvida se vai dar certo. É um país com um mercado interno fantástico, mas que mantém a síndrome colonial de que a gente tem de ser exportador de matéria prima, que deram o nome agora de commodities. Equívocos. E o governo terceirizou a política para a troica do PMDB –Temer, Cunha e Renan– e terceirizou a economia nas mãos de um economista, o Joaquim Levy, notoriamente um eleitor do Aécio Neves. Realmente fica difícil de acreditar que esse é um projeto do PT. Nunca fui militante do partido, devo dizer isso. Também não sou fundador, como alguns dizem por aí. Sempre fui eleitor. Mas nas últimas eleições eu tenho dividido meu voto entre PT e PSOL.
O governo Lula foi um dos mais populares da história, e Dilma foi reeleita há menos de um ano. Por que o humor mudou? Agora as pessoas estão com muita raiva porque não podem mais viajar de avião como estavam viajando; comprar ou alugar um melhor domicílio, como estavam fazendo; adquirir crédito sem juros altos; ir à feira com R$ 20 e voltar com a sacola cheia. Então a falha foi de quem? Na minha opinião, a falha foi do governo que tinha a faca e o queijo na mão para poder realizar aquele projeto mais original do PT, que era
organizar a classe trabalhadora. Leia-se: dar uma consistência política à nação brasileira, principalmente às novas gerações. Isso não aconteceu.
Por que, na sua interpretação, as coisas sob o PT se desenvolveram dessa forma, a opção pela promoção do consumo, e não da outra? Porque o PT perdeu o horizonte histórico. O horizonte que ele tinha nos seus documentos originários. De transformação, de realizar as reformas relevantes.
Mas em que instante isso se perdeu? Ah, no momento em que chegou ao poder. Foi quando ele trocou um projeto de Brasil por um projeto de poder. Manter-se no poder passou a ser mais importante do que realizar as reformas importantes e necessárias para o país. Como a reforma agrária, a tributária, a educacional, a sanitária etc. Em 12 anos, a única reforma que nós temos é a anti-reforma política do Eduardo Cunha (atual presidente da Câmara).
Por quê o PT não fez essas reformas? É porque tinha medo de perder aliados, não soube assegurar a governabilidade pelo andar de baixo. Procurou assegurar pelo andar de cima. Se tivesse seguido o exemplo do Evo Morales (presidente da Bolívia), que hoje tem 80% de aprovação, é o segundo presidente mais aprovado da América Latina, depois do presidente da República Dominicana. No início ele não tinha apoio nem do mercado nem do Congresso; buscou assegurar a governabilidade por meio dos movimentos sociais. Hoje ele tem apoio dos três.
Teve medo de adotar esse caminho? Foi uma estratégia equivocada de se manter no poder. "Vamos fazer aliança com quem tem poder, nós estamos no governo". Uma coisa é estar no governo, outra é estar no poder. Isso deu certo por um tempo. Só que há uma questão aí de classe que é arraigada na estrutura social brasileira. E de repente os setores conservadores, vendo que não há proposta, vendo que não há perspectiva histórica, resolveram avanças. É este instante. Até o Lula foi vítima agora. Não de um atentado político. Mas de um atentado terrorista. Isso [uma bomba lançada no Instituto Lula dias atrás] é um atentado terrorista. Jogar uma bomba em cima de um domicílio que está carregado de simbolismo político é um atentado terrorista. Se isso estivesse acontecido na sede do partido Democrata dos Estados Unidos –ou no escritório do Bill Clinton (ex-
presidente dos EUA), uma boa comparação– no dia seguinte o mundo inteiro estaria dizendo: "Bill Clinton sofre atentado terrorista". Evidente que a imprensa brasileira não quis dar destaque, uma certa imprensa. Por um lado alguns chegaram a insinuar que o próprio PT teria feito essa bomba para tentar vitimizar o Lula e o partido. O mais grave é isso. Não se deu o devido destaque talvez porque não interessa. Só interessa que o Lula venha a aparecer como o acusado da Lava Jato, não como vítima de um atentado terrorista.
O senhor é amigo do Lula, tem essa relação histórica. Virou alvo de hostilidades? Uma coincidência. Eu fiz dois lançamento de livro na última semana, um no Rio, na segunda, e outro em Belo Horizonte, na terça. Nos dois o pessoal da direita foi lá para perturbar.
O que fizeram? No Rio foi um oficial de corveta da Marinha, segundo ele, dizer que estava me levando um abraço do Olavo de Carvalho. Eu disse: "Abraço de urso, pode devolver". Olavo de Carvalho considera a Rede Globo comunista; o papa Francisco, então, não é nem comunista para ele, é a encarnação do diabo. E no fim o cara já estava dizendo "ah, você é um frade de araque". Aí eu falei que não admitia, falei "ponha-se para fora daqui". Então os amigos, as amigas principalmente, enxotaram o cara. Em Belo Horizonte foi o pessoal do movimento patriota, com cartazes anti-comunistas e um livro pesadão chamado "O livro negro do comunismo". Foram para aprontar, mas ali também a turma, meus amigos de lá, intervieram e eles não conseguiram fazer.
Ex-ministros foram xingados em restaurantes também... Exatamente. Estamos vivendo uma onda raivosa. É por falta de consciência política da nação, de conscientização. Os partidos viraram partidos de aluguel, a política se mediocrizou e a Lava Jato está expondo os poderes de como se move o poder no Brasil, entre as benesses políticas e as conquistas econômicas.
O senhor disse que o PT, ao chegar ao poder, não seguiu o que diziam seus textos originais. O senhor classifica isso como uma traição? Não. Não é traição.
Não? Não. Eu considero isso um desvio de rota.
O senhor disse que não aplicou os textos originais. Sim, é isso que eu falei. Mas traição, para mim, é outra coisa, é uma palavra que tem um peso muito grande, não se adequa ao que estou dizendo, ao meu discurso. O que considero é que houve um desvio de rota. Trocou-se o projeto de Brasil, uma mudança de estrutura. Trocou-se a reforma agrária e outras, que eram consideradas prioritárias, por um projeto de preservação no poder. Aquilo que o próprio Lula chegou a dizer na reunião com religiosos. Eu não estava nesse reunião. Ele disse: "o PT só pensa em cargos". Ele disse a mesma coisa, mas em outras palavras. Isso eu analisei em dois livros, "A mosca azul" e "O calendário do poder". Foi o meu balanço.
E o que seria uma traição? Eu não sei porque você está falando em traição.
Ué, o senhor disse que não considera uma traição. No seu entender, o que configuraria uma traição? Traição seria se o PT tivesse... chamado o FMI para administrar o Brasil. Sei lá. Se tivesse priorizado as relações com os Estados Unidos. Se tivesse deixado de fazer a Comissão da Verdade.
Eu li recentemente que o senhor teve uma conversa longa com o Lula... Sou amigo do Lula, sou amigo da Dilma.
Sim, mas o senhor colocou para eles desse jeito? Claro, desse jeito. Eu coloco publicamente. Eu fui lá conversar com a Dilma em 26 de novembro, com Leonardo Boff e outros. Entregamos um texto nas mãos dela. Ficamos 1 hora e 10 minutos. Estava ela e [Aloizio] Mercadante (ministro da Casa Civil).
E como eles reagem a esse tipo de crítica? Eles aceitam. Agradecem: "obrigado por vocês terem vindo aqui, vamos ver se podem voltar em seis meses para conversar". Mas fica nisso. E depois fazem tudo diferente. Sabe? O que você quer que eu faça? Deite e chore? Foi uma conversa ótima. Aí ela aceitou tudo aquilo, a gente falando da importância de reforma agrária, de quilombos, de povos indígenas, o papel da mulher, programas sociais, não poder fazer cortes em setores como educação e saúde. Aí respondem tudo: "é, é isso mesmo, também estou pensando..." E está lá. O texto está lá, tenho decorado na minha cabeça. Eu tenho uma boa relação com os dois [Dilma e Lula]. Eu falo tudo. Eles aceitam. O Lula também. Às vezes fala que a culpa de não é dele, a culpa é não seu de quem, é do partido,
é da Dilma, é da conjuntura; e aí também fala "mas a gente também fez...".
E continua tudo igual? Eu tenho uma vantagem que é seguinte: eu sou um um sujeito que tem poucas vaidades. Uma delas é ambição zero. Aliás eu lembrei isso pro Lula. Eu falei: "Lula, você me conheceu em 1979, o padrão de vida que eu tinha é o padrão de vida que eu tenho. Eu moro no mesmo quartinho no convento, se você quiser eu te mostro, moro no mesmo lugar, tenho o mesmo carro Volkswagem, enfim, não mudei nada. Agora, eu fico espantado com companheiros que a gente conheceu lá atrás e que hoje tem um... sabe?". Então teve um descolamento da base. O PT perdeu os três grandes capitais que ele tinha. Que eram ser o partido dos pobres organizados –porque hoje ele tem eleitores, não tem militantes, ele tem de pagar rapazes e moças desocupadas para segurar bandeirinha na esquina, quando tinha uma militância aguerrida voluntária. Perdeu esse capital. O segundo capital que ele perdeu é o de ser o partido da ética. Não é? A ideia do "não seremos como os demais". E o terceiro capital era o de ser o partido da mudança da estrutura do Brasil. Não fez nenhuma mudança estrutural. Fez muita coisa? Fez. Programas sociais; Bolsa Família, embora eu discorde –o Fome Zero era emancipatório, foi trocado pelo Bolsa Família, compensatório–; programas da educação; cota; Fies; uma série de coisas excelentes. Política externa nota 10, na minha opinião, mas sem sustentabilidade.
E meio ambiente? Ah, aí faltou muito. Aí eu dou nota... seis. Defesa da Amazônia, não trabalhou suficientemente na questão do meio ambiente.
O senhor falou desse espanto da mudança dos ex-companheiros. Como vê, especificamente, o caso do ex-ministro José Dirceu? Eu acho um abuso você prender um preso. O cara estava preso, mandaram prender novamente. Não precisava. Aquela coisa: transfere, Polícia Federal, televisão. Eu acho isso um abuso de autoridade. Embora eu ache a Lava Jato extremamente positiva –era preciso vir uma apuração da corrupção no Brasil séria como tem sido feita–, tem coisas que me desagradam. O partido mais envolvido é o PP. Mas parece, na opinião pública, que é só o PT. Segundo: por que é que vazam todos os conteúdos em relação ao PT e porque é que vazam exclusivamente para a revista "Veja"? É chamar a gente de idiota. Ou
seja: há uma operação política por trás, de abuso desse processo. Que é um processo sério de apuração da corrupção no Brasil.
Mas e o caso específico do José Dirceu? Eu nunca me pronunciei, você não vai encontrar uma palavra minha em entrevistas, nos artigos, dizendo se houve ou se não houve mensalão. Eu estou esperando o PT se posicionar. Se houve ou se não houve. E fico indignado pelo fato de o partido não se posicionar. E não se posicionar diante de uma figura tão importante do partido como ele [Dirceu]. Então não tenho meios de julgamento. Que eu sei que há corrupção na política brasileira, sei. Mas eu não tenho provas. Eu saí do governo sem perceber se havia mensalão. Saí em dezembro de 2004, o mensalão apareceu em maio de 2005. Várias pessoas me perguntaram: "você tinha algum indício?" Nenhum. Não vi nenhum indício.
Um aspecto que chamou a atenção é que o José Dirceu faturou R$ 39 milhões com a sua consultoria, parte disso no instante em que estava preso, foi um argumento para essa nova prisão, mas coincide também com aquela vaquinha para pagar a multa do mensalão. Pois é. Eu fico indignado. Se é verdade que ele tem tantos milhões na conta, eu não posso entender como é que ele promoveu a vaquinha. Aliás, tenho amigos que contribuíram com a vaquinha. Estão sumamente indignados. Eles se sentem lesados.
O ex-presidente Lula já falou criticamente sobre o afastamento entre o PT e os movimentos sociais. Por que ocorreu isso? Ocorre no momento em que o PT faz a opção da "Carta ao Povo Brasileiro", no primeiro governo do Lula. Era uma carta aos banqueiros e empresários. Ali ficou sinalizado: "queremos assegurar a governabilidade via elite, não via a nossas origens, que são os movimentos sociais". Aí cria-se o Conselhão, para o qual são chamados líderes dos movimentos sociais. Acontece que só o empresariado tinha voz e vez ali dentro. E aos poucos esses líderes [dos movimento sociais] foram todos deixando. E depois o Conselhão, que era um conselho de consulta e debate, passou a ser um mero auditório de anuência dos anúncios da Presidência. E hoje ele sequer existe. Ou seja, esse diálogo mínimo com a sociedade civil... É o que a Dilma deveria fazer. Ela deveria criar um conselho político. Porque isso não é um gesto de extrapolação. Está previsto na Constituição de 1988, está normalizado
isso. O Lula fez. Não como deveria. Deveria ter sido mais democrático, o pessoal dos movimentos sociais deveria ter mais espaço, mas ele fez. Nessa crise, não adianta a Dilma passar a mão na cabeça do Temer. Ela tinha que ouvir a sociedade. Tem de sair do palácio, sair da toca.
Perde contato com a realidade? Outro dia eu fui para Irati, no Paraná, 14º encontro de agroecologia. Eram 4.000 pequenos agricultores do Brasil. A Dilma ia. A Dilma não foi. Ela não tem ideia do que ela perdeu ali. Lá, quando eu cheguei, dizia-se que era o mau tempo. Não é verdade porque o Patrus (Ananias) foi. Então se o jatinho da FAB do ministro desceu, o jatão da presidenta poderia descer. Mas não importa. Não foi. Então ela tem de sair da toca, dar a volta por cima. Ela está acuada. Não encara a nação, não vai nos movimentos sociais.
Medo de ser vaiada? Não pode ter medo. Uma figura pública, medo de nada. Tem de ir, se expor. Não tem como. Você é uma pessoa pública. O Lula promoveu não sei quantos daqueles conselhos nacionais de saúde, de educação. Era hora da Dilma fazer isso. Está aí o PNE, o Plano Nacional de Educação. Era para ter um debate sobre a implantação do PNE. No entanto, a notícia que a gente recebe é de cortes na educação. Ainda mais usando o lema que ela achou, "pátria educadora". Isso tudo explica porque é tão baixa a aprovação dela.
O senhor é religioso. Que avaliação faz do avanço eleitoral e, principalmente, do comportamento da bancada evangélica no Congresso? Penso que está sendo chocado o ovo da serpente. Uma das conquistas da modernidade, importantíssima, é a laicização do Estado e dos partidos. Essa bancada está querendo confessionalizar a política. Explico: eu sou padre ou pastor de uma igreja que considera pecado o cigarro e a bebida alcoólica; e tenho a veleidade que toda a população nem tome bebida alcoólica nem fume. Eu só tenho dois caminhos. O primeiro é converter toda a população à minha igreja; isso é impossível. Mas o segundo é possível: eu chegar ao poder e transformar o preceito da minha igreja em lei civil. Como aconteceu nos EUA nos anos 20. E eu temo que o projeto deles seja esse, de confessionalização da política. Uma forma de fundamentalismo tupiniquim, altamente perigoso.
Exemplo? Isso vai se manifestar agora no debate sobre ensino religioso. Minhapostura é simples: colégio religioso tem de ensinar religião da entidade mantenedora, se é católico, judeu ou protestante. Bom, tem muito colégio religioso que é mera empresa escolar. Aliás, os políticos mais corruptos do Brasil saíram todos de colégios religiosos. É de se pensar: que diabo andaram fazendo, que evangelização era essa? Mas, voltando, no ensino público ou no particular laico, tem de ter o ensino das religiões. Ou você pega o professor de história, que é qualificado para isso, ou você chama o padre para falar do catolicismo, o pastor para falar do protestantismo, o médium para falar do espiritismo, o pai de santo para falar do candomblé. Mas não dá para pedir para o padre contar o que é o espiritismo, porque aí vai ter preconceito. O que eles estão propondo aí é transformar os colégios em caixa de ressonância de pregações fundamentalistas, tipo criacionismo contra o evolucionismo. Isso é danoso à nossa cultura, à nossa história, à nossa religiosidade.
E, na sua avaliação, porque os evangélicos cresceram eleitoralmente? Para entender isso é preciso recorrer a um livro do início da modernidade, fim da Idade Média, chamado "Discurso da Servidão Voluntária" (Etienne de la Boëtie, 1530-1536). Mostra como é que a cabeça de associação de pessoas é feita, de maneira que elas perdem totalmente a consciência, o livre arbítrio, e se tornam cordeirinhos de qualquer um que queira manipulá-las. É isso. Muitas igrejas transformam seus fieis em cordeirinhos que, ameaçados pela teologia do medo, acabam seguindo a voz do pastor naquilo que ele dita.
Nas últimas décadas, igrejas evangélicas tiraram, efetivamente, muitos seguidores da Igreja Católica. Basta ver o Censo. É notável também que, de maneira geral, o evangélico parece hoje bem mais militante que o católico. É praticante. Qual é a sua explicação para esse fenômeno? Aí são dois fatores. Estudos estão mostrando isso: quando havia Comunidades Eclesiais de Base havia menos evasão para as igrejas evangélicas. Acontece que o papa João Paulo 2º e depois o papa Bento 16 fragilizaram as CEBs. Então hoje, o porteiro do prédio daqui da esquina, a cozinheira da vizinha, a faxineira, elas não se sentem bem na Igreja Católica. Se sentiriam nas Comunidades Eclesiais de Base, mas elas foram desmobilizadas pela própria igreja, com medo se ser Teologia da Libertação, influência marxista, progressista. Agora, com o papa Francisco, elas estão renascendo.
Estão mesmo? Há sinais disso? Estão. Teve um sinal bom em 2014, em janeiro, quando teve o 14º encontro das CEBs em Juazeiro do Norte, eu estava lá, e o papa mandou um documento saudando, foi muito importante. E apareceram 73 bispos. Há muito tempo não apareciam tantos. Porque aí elas estavam no sinal amarelo –elas nunca foram condenadas–, mas estavam no sinal amarelo e agora passou para o verde. Agora, ainda você não tem o corpo, como tinha nos anos 70 e 80, de bispos que invistam nisso. Ainda não tem. Os bispos que temos aí ainda são todos os pontificado anterior: 36 anos de João Paulo 2º e Ratzinger. A segunda razão é aquilo que o papa Francisco denunciou na Jornada Mundial da Juventude. Houve uma burocratização da fé. Uso a seguinte imagem: Se você for às 3h da madrugada numa igreja evangélica, você é acolhido, tem alguém lá para te atender. Se você for às 3h da tarde numa católica, está fechada, tem uma grade, o padre não se encontra e não tem nenhum leigo autorizado, como tem nas evangélicas, para te orientar e te acolher. Não dá para competir. Eles sabem fazer um trabalho personalizado. Olha os cinemas que se transformam em templos. Sabe como eu chamo isso? A boca canibal de Deus. Né? Está ali na calçada; é só passar e ser sugado (risos). Na igreja Católica, não. São distantes. Como é que uma igreja evangélica começa? O pastor vai lá e aluga uma salinha de escritório. Põe lá uma dúzia de cadeiras, uma mesa e pronto, vira um mini-templo. E aí vai crescendo, porque o dinheiro entra. A igreja Católica deveria aprender muita coisa boa com as evangélicas.

domingo, 9 de agosto de 2015

RETIRO ESPIRITUAL- CATEQUISTAS, EN MELO: MISERICORDIA




LA TIERRA QUE SE NOS HA REGALADO

Cuentan nuestros abuelos, que el Padre Bueno a su tiempo, decidió repartir su campo entre sus hijos. A cada uno le tocó una parte con tierra común y otra parte de tierra fértil. Donde habitaban todo tipo de animales, incluso los domésticos y los salvajes.

Uno de los hijos eligió un pedazo de tierra común, la cercó, hizo su casa, la cultivó y crió animales domésticos. El otro porque no quiso, o porque nadie le enseñó, no se estableció en ningún lugar y andaba errante de aquí para allá, entre animales domésticos y salvajes.

El primero, se sentía orgulloso de lo bien que estaba dentro de su cerco, cuidándose del hombre errante que había hecho relación con todos los tipos de animales habidos y por haber. El segundo por momentos sentía admiración y en otros celo ante el hombre bueno. Pero el sentimiento que lo envolvía era que ya nadie creía en el. A tal punto que ni el mismo esperaba algo bueno de sí mismo.

Cuentan los abuelos, que un día después de un silencioso proceso de forcejeo con el cerco, un fiera salvaje logro entrar al jardín del hombre bueno. Y es justo aclarar que en este caso, la fiera salvaje provenía del propio campo de quien ahora sufría la amenaza. La cual en poco tiempo, por malicia o desconocimiento, destruyo el trabajo de años del hombre bueno.

Este hombre que por tanto tiempo fue un hombre de bien, ahora estaba deprimido, al ver su patio, su casa casi de la misma manera que la de aquel otro hombre errante, que él, alguna vez lo considero irresponsable y culpable de su mala pisada.

Cuentan los abuelos, que el hombre que había sido bueno, y ahora estaba en plena lucha con sus propias fieras salvajes, clamó una y mil veces pidiendo ayuda al Padre Bueno. En el silencio, con el tiempo fue comprendiendo que su error estuvo en no recorrer todo el campo que se le había dado, descuidando las zonas pedregosas y los bañados, ahí donde habitan los animales salvajes. El cerco que había formado a la vuelta del lugar donde vivía, de alguna manera quería ocultar o evitar el encuentro con la otra parte de su propia tierra.

He ahí, que después del silencio, a su tiempo el Padre Bueno decidió responder a los ruegos de quien había sido bueno. Con ternura lo recibió en sus brazos, curó sus heridas y le propuso trabajar sus zonas pedregosas y los bajos pajonales. Con humildad después de la caída, el hombre que ahora se consideraba simplemente un hombre más, trabajó la piedra del campo que se le había dado e hizo construcciones sencillas pero con mayor permanencia. Limpio el pajonal y descubrió que ahí estaba la tierra más fértil de su propio campo. Carpió y sembró, cultivando los mejores frutos ya siendo bastante mayor…

Cuentan los abuelos que lo mejor que había ahora en el hombre común, era el cambio de mirada sobre su hermano el errante, disponiéndose a darle una mano en el trabajo de sus piedras y pajonales. Diciéndole nuestro Padre es realmente bueno y nos da vida, una nueva oportunidad para sembrar, cosechar y compartir lo mejor de nosotros mismos…

Nacho
Regalemonos un buen tiempo 
para recorrer nuestra tierra interior 
que se nos ha dado, con todas sus formas.

1) ¿Cuales son los males del mundo que asechan a nuestras familias
y a nosotros mismos?

2) Dialogarlo con el Padre Bueno

3) Anotar posibles pasos a dar,
y nombre de QUE y QUIEN me podría ayudar

Somos luna que quiere reflejar el sol
con hechos y palabras,
prestemosle nuestro cuerpo, nuestra voz
aquí ahora
y a donde vallamos
para reflejar su infinita misericordia
Amen


sábado, 8 de agosto de 2015

DARSE Y ENCONTRARSE


Encontrarse es darse. Con aquellos que buscamos encontrarnos intentamos darnos y recibir de ellos algo que nos es necesario. Los otros forman parte importante de nuestra vida y es por ello que asumimos un compromiso de ser parte de la suya. Al darnos nos sentimos fecundos pues damos lo mejor de nosotros: nuestra propia vida. Dar la vida es lo que más nos plenifica ya que quien se cierra a esta posibilidad se ahoga en su propia soledad. Darse es comunicar aquello que vibra en nosotros y nos sostiene en pie cada día, que nos lleva a jugarnos la vida por otros. Los otros son en sí mismos al sentirse acogidos en nosotros, y cada quien se siente propiamente un ser especial al darse, con la satisfacción de saberse aceptado.

Darse es encontrarse. Es cuando me veo a mí mismo en el otro, como en un espejo, aún con las diferencias, pero basta unos minutos, unas palabras, un gesto, un abrazo, para saberme encontrado en la vida de otro. Al darme me encuentro en el otro y descubro que mi vida es muy similar a la suya, que mis luchas son sus luchas, que mis sueños son mis sueños, que mi felicidad es su felicidad. Darnos implica jugarnos por una autenticidad que no encontraremos en el mezquino miedo de quedarnos encerrados. Puedo estar rodeado de gente y hablar con ellos, pero eso aún no es darse. Darse es asumir que en el otro hay algo de mí mismo, que su vida es mi vida. Allí radica el verdadero sentido del encuentro.

Así vivimos -desde lo que sentí- el encuentro en nuestro nuevo hogar el pasado 6 de agosto. En la sorpresa de los que no sabía que venían y los saludos de los que no pudieron venir nos encontramos para inaugurar nuestro nuevo “nido de colibríes”. Nido que resguarda el encuentro de dos personas -Rossina y yo- que cumplimos ya cuatro años de aquel día que decidimos juntos aventurarnos en la carrera del matrimonio. Un día nos encontramos y otro día decidimos darnos mutuamente a Dios para que sea el guía de nuestro caminar hacia él. Y junto a la llegada del pequeño Juan Pablo (hoy ya en su propio cuarto...) comenzamos esta aventura de encontrarnos y darnos en el amor. Junto a los Colibríes celebramos la fiesta del encuentro en este nuestro lugar actual y momentáneo, en el mundo. Desde aquí construimos cada día nuestra pequeña familia que se nutre de la familia más grande de los Colibríes y de otras comunidades.

Desde este sentimiento nos encontramos a la luz de la Palabra de Dios que nos invitaba a compartir esos momentos de “Transfiguración” que estamos viviendo en nuestras vidas, ya que, aún en la difícil rutina y la compleja cotidianeidad, siempre hay momentos de luz, de paz, de encuentro fuerte con Jesús, “en las alturas”. Aún en las mareas y tormentas, aún en el dolor de la pérdida el Señor viene a encontrarse con nosotros. Por ello compartimos, desde lo que cada un vive, nuestros momentos de transfiguración.

Desde las situaciones donde experimentamos miedo por la falta del sustento necesario por falta de trabajo, o la falta de un sentido por el cual estudiar, es que experiementamos la cercanía de otros “Jesús” que se acercan para ayudarnos en la solidaridad. La mano amiga que sostiene, la voz del hermano que alienta nos ayudan a seguir en el camino sin desesperar y quizá descubrir una nueva presencia de Dios. Desde la dureza de la ruptura de un proyecto de vida con otro o la pérdida de un ser querido cercano, nos sentimos débiles y necesitados de hermanos que nos sostengan. La experiencia de arriesgarse a cambiar de “choza” para renovar la vida, como la oportunidad de viajar a remover las raíces desde las que venimos para conservarnos y proyectarnos hacia el futuro, nos aventuran a seguir creyendo en la imprtancia de la vida y nos ayudan a valorar lo que vivimos cada día. El cambio de trabajo, un viaje con hermanos, las ganas de conocer aquello que otros vieron, nos dan la plena seguridad de que es Jesús quien lleva nuestra barca hacia donde él quiere, y nos tranquiliza de que todos vamos juntos en ella.

 Y fue así que nos encontramos en nuestra casa y nos unimos en un mismo pan. Pan amasado por las manos de mi esposa y por las manitos del pequeño Colibrí Juan Pablo. Nos sentimos unidos, nos encontramos y nos dimos de comer mutuamente. ¡Y qué rico somos!, decía Erik, con gran verdad. Las cosas sabrosas de la vida son aquellas que nos enseñan la verdadera sabuduría. La sencillez y la solidaridad nos acercan al Dios que creemos que se hizo hombre y vivió como hombre, que visitaba las casas y se hacía presente. Así Jesús vino a nuestra casa y sentó a la mesa con nosotros y comió con nosotros. Todo lo que venga después de esto es otro cuento. Como escribió Rossina: "Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuido." (Mario Benedetti).

Diego.