jueves, 25 de febrero de 2016

SIEMPRE HAY TIEMPO PARA VOLVER A LA VIDA VERDADERA... Y AVECES QUIEN ANDUVO PERDIDO MAS DISFRUTA EL REGRESO

Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: «Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?» Pero el viñador contestó: «Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas».» Lucas (13,1-9)
ANTE LA MUERTE, siempre hay opiniones de si la muertes es justa o injusta. Para Jesús no hay muerte justa, la muerte siempre es muerte. Todos los seres humanos son iguales ante Dios. A todos Dios nos creo para la vida.

LO IMPORTANTE, no es ¿cuántos años vivimos?, lo fundamental es ¿cómo vivimos? Y lo que hace la diferencia en la vida es la opción por la vida.

EL JUICIO FINAL, nunca podrá ser conocido por nosotros. Hasta el último minuto de nuestra vida podemos elegir la salvación. Podemos haber pasado la vida sin dar buenos frutos y el Señor tiene la paciencia de no cortarnos hasta el último instante, dándonos la posibilidad de entrar en la vida eterna.

CREADOS PARA LA VIDA, quedando claro que hemos sido sembrados para dar frutos de vida, es muy distinto vivir para poseer cosas materiales y para hacernos los gustos… es muy distinto a vivir para dar, defender y cuidar la vida.

LA DEFORMACIÓN DEL SER HUMANO, se da cuando se pone como horizonte algo que no es vida. No hay otra cosa que la vida, para la realización de la vida del ser humano. Cuando la vida se posterga, se posterga la esencia de la realización humana.
¿Cuál es mi horizonte? 
¿Cuáles son mis prioridades?
VOLVER A LA VIDA VERDADERA, es tomar como prioridad la vida humana y todo su entorno de la casa común. Siempre hay tiempo para ser un árbol de vida que dé frutos de vida, Dios es Fiel y paciente.
Nacho

No hay comentarios:

Publicar un comentario