miércoles, 4 de noviembre de 2009

Blancos y Colorados


Columna de Opinión Política

para El Ten de los Sueños Nº 36

Blancos y Colorados

En esta estación de El Tren de los Sueños vamos a seguir analizando los acontecimientos políticos del vecino país oriental, camino al balotaje del domingo 29 de noviembre.

En la semana pasada se confirmó oficialmente no sólo el triunfo de la fórmula presidencial del Frente Amplio, José Mujica y Danilo Astori, sino que también obtenían la mayoría parlamentaria, quedando la distribución de bancas del siguiente modo:

para la Cámara de Reprentantes: Partido Frente Amplio 50 bancas, Partido Nacional 30 bancas, Partido Colorado 17 bancas, Partido Independiente 2 bancas

Para el Senado los cargos electos son: Partido Frente Amplio 16 bancas, Partido Nacional 9 bancas, Partido Colorado 5 bancas.

Esta conformación de diputados y senadores en el escenario político por venir plantea un posible interrogante: cómo actuarán ahora los creadores del balotaje? (un sistema hecho a la medida de alianzas políticas que unidas siempre serían mayoría) Blancos y Colorados por ahora juntos no llegan a ganar. Pero si gana Lacalle… corre riesgo lagobernabilidad con un parlamento mayoritariamente frenteamplista?

En política, como en otros órdenes de la vida, hasta que no se cuenten todos los votos no está dicha la última palabra.

Tampoco se cerró la palabra ni el debate cuando Pedro Bordaberry sentenció que votaría por Lacalle, ya que varios dirigentes Blancos y Colorados expresaron que votarían por el Frente Amplio.

En una reunión partidaria Pepe Mujica afirmo: “el batllismo ya no está más en el Partido Colorado, sino en el Frente Amplio”. Por su parte el senador Jorge Saravia comentó: "Hay dirigentes que acompañaron al doctor Larrañaga, que ya nos manifestaron la posibilidad de que en el balotaje no voten al doctor Lacalle. Si acompañaron al doctor Larrañaga, fue porque es el único sector progresista que va quedando dentro del Partido Nacional".

Asimismo otros dirigentes, herederos del pensamiento de Wilson Aldunate, también manifestaron encontrarse contenidos en la propuesta política del Frente.

Quienes poco conocemos sobre la historia política uruguaya, sospechamos que en un pasado no tan lejano los militantes Blancos y Colorados se sentían orgullosos de sus dirigentes. Consultando los libros leo que el batllismo es una fracción del Partido Colorado, que reivindica el ideario social y político de José Batlle y Ordóñez (1856-1929); político y dos veces presidente uruguayo que sostuvo como pilares de su gestión: la nacionalización de los servicios fundamentales, la industrialización del país con políticas proteccionistas, la promulgación de leyes sociales avanzadas para promover la clase trabajadora, la enseñanza pública, laica y gratuita y la sustitución del poder ejecutivo personal por uno colegiado.

Siguiendo con la consulta encontramos que Wilson Ferreira Aldunate (1919-1988), fue diputado, senador, ministro de agricultura y ganadería por el Partido Nacional. En las elecciones de 1971 se postuló a la presidencia, pero ese año ganó el Partido Colorado con serias sospechas de fraude. Con el golpe de estado del 1973 se exilió en Buenos Aires, desde donde trabajó denunciado al régimen y por los derechos humanos. Retornando en 1984 es encarcelado en el cuartel Trinidad y proscripto de participar en las elecciones.

De este pasado político de glorias, pero también de sombras, es que se deben alimentar los actuales dirigentes políticos y militantes sociales.

Es necesario que aprendan lo mejor de ese pasado para que hoy no sólo se trepen al carro vencedor, sino que aporten en la profundización de las conquistas sociales del Frente y trabajen en los déficit que se le marcan a la actual gestión: como el tema de la seguridad, la pérdida de la soberanía territorial, la extranjerización de las industrias de la carne y el arroz entre otras.-

HUGO MAMANI Córdoba, 2/11/2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada